• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El encuentro de Zapata y Villa representó el punto más alto de la rebelión popular que alimentó a la Revolución Mexicana.

El encuentro de Zapata y Villa representó el punto más alto de la rebelión popular que alimentó a la Revolución Mexicana. | Foto: Imer

Publicado 4 diciembre 2019





Con la firma del acuerdo entre Villa y Zapata se formalizó la alianza de los ejércitos revolucionarios y el diseño del plan contra las fuerzas de Venustiano Carranza.

Este 4 de diciembre se cumplen los 105 años del pacto suscrito entre las líderes de la Revolución Mexicana, Pancho Villa y Emiliano Zapata, en la población de Xochimilco.

LEA TAMBIÉN:

Conoce a los principales líderes de la Revolución Mexicana

Con la firma del acuerdo entre Villa y Zapata se formalizó la alianza de los ejércitos revolucionarios y el diseño del plan de operaciones contra las fuerzas de Venustiano Carranza en la nueva guerra civil que iniciaba en esos días.

Zapata y Villa se comprometieron en implementar el Plan de Ayala hasta sus últimas consecuencias, el cual pretendía desconocer a Carranza como presidente y derrocarlo para convocar a una nuevas elecciones presidenciales.

El plan contemplaba además el reparto de las tierras a campesinos e indígenas. Los caudillos mexicanos acordaron en Xochimilco el compromiso de llevar a la presidencia de la República a un civil. 

Los generales acordaron la Toma de la Ciudad de México el 6 de diciembre de 1914. Los dos caudillos rechazaban que el control del movimiento revolucionario fuera asumido por Carranza, en especial por la poca atención que le daba al problema agrario.

El encuentro en Xochimilco del 4 de diciembre de 1914 entre Pancho Villa y Emiliano Zapata es considerado el punto más alto que alimentó la entonces naciente Revolución Mexicana.

​​​​​​​

Tras la firma los ejércitos revolucionarios marcharon por las calles de la capital mexicana; al llegar a Palacio Nacional, Villa se sentó en la silla presidencial, momento que quedó inmortalizado en una fotografía.

Este fue el discurso que dio Pancho Villa al final de la reunión con Emiliano Zapata:

“Compañeros: Van ustedes a oír las palabras de un hombre inculto; pero los sentimientos que abriga mi corazón me dictan que ustedes oigan estas palabras que sólo se van a relacionar con asuntos de Patria. … Hace mucho tiempo que estamos en la esclavitud por la tiranía. Soy hijo del pueblo humilde, y a ese pueblo que representamos nosotros a ver si lo encarrilamos a la felicidad. Vivan ustedes seguros de que Francisco Villa no traicionará jamás a ese pueblo que han tenido en la esclavitud. Y soy el primero en decir que para mí no quiero ningún puesto público sino nomás la felicidad de mi Patria, para que todos los mexicanos conscientes no se avergüencen de nosotros.

Respecto a todos esos grandes terratenientes, estoy propuesto a secundar las ideas del Plan de Ayala, para que se recojan esas tierras y quede el pueblo posesionado de ellas. El pueblo que por tanto tiempo ha estado dando su trabajo, sin más preocupaciones de esos terratenientes que tenernos en la esclavitud. Yo, como hombre del pueblo, ofrezco de una manera sincera que jamás traicionaré, que nunca traicionaremos su voluntad para que el pueblo no sufra. Cuando yo mire los destinos de mi país bien, seré el primero en retirarme, para que se vea que somos honrados, que hemos trabajado como hombres de veras del pueblo, que somos hombres de principios.”

A 105 años de haberse firmado el pacto, México aún mantiene sus ideales de justicia e igualdad, a pesar de ver traicionados los principios de la revolución por los sistemas de Gobierno que han pasado por el país latinoamericano.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.