• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Más de 300 estudiantes fueron asesinados por el Ejército de México durante los actos de protestas pacífica de 1968.

Más de 300 estudiantes fueron asesinados por el Ejército de México durante los actos de protestas pacífica de 1968. | Foto: muyhistoria

Publicado 2 octubre 2021



Blogs


La Revolución Cultural de 1968 fue conocida por contribuir a lucha de los derechos estudiantiles y la reivindicación de los movimientos populares.

Un día como hoy 2 de octubre, pero de 1968, se registró la matanza en Tlatelolco cuando elementos del ejército dispararon contra centenares de jóvenes estudiantes reunidos en la plaza, que protestaban contra la falta de libertades en la Ciudad de México y demandaban mayores garantías políticas.

LEA TAMBIÉN:

Avalan en México consulta popular sobre juicio a expresidentes

La masacre ocurrió bajo el Gobierno de Gustavo Díaz Ordaz a sólo uno días de realizarse los Juegos Olímpicos en México en el marco de la movilización inédita en su tiempo de la comunidad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Meses atrás los estudiantes habían iniciado un movimiento para rechazar una serie de medidas represivas que se aplicaban en lo que era el Distrito Federal que limitaban libertades y derechos.

Las manifestaciones eran masivas y recibieron el apoyo multitudinario de la población en un hito histórico no observado en México, y que desembocó en la apertura de la democracia en el país, que estaba bajo un régimen autoritario.    

El 2 de octubre de 1968 el grupo paramilitar "Batallón Olimpia", en conjunto con el Ejército, la Policía Secreta y la Dirección Federal de Seguridad (DFS) arremetieron y dispersaron a centenares de estudiantes que estaban concentrados protestando en la emblemática Plaza de las Tres Culturasen la Ciudad de México, capital.

Cientos de estudiantes fueron detenidos, golpeados y asesinados por las fuerzas del Ejército de México. | Foto: nytimes 

Durante el hecho también fueron acribillados líderes, docentes, intelectuales, personal obrero, profesionales y trabajadores de distintos sectores, así como personas de la sociedad mexicana, quienes también se sumaron a  las manifestaciones.

Los grupos del denominado Batallón de Olimpia se infiltraron en las protestas, identificándose con un pañuelo blanco (símbolo de los estudiantes) y comenzaron a disparar sin justitificación a los civiles desarmados a las 18H00 hora local.

La Matanza de la Plaza de las Tres Culturas es conocida como uno de los actos represivos más violentos de la época en América Latina. Foto:  muyhistoria

Por su parte, los militares (quienes debían custodiar las marchas) también comenzaron a disparar contra los manifestantes para "restablecer el orden público", sin embargo los oficiales persiguieron a las personas hasta los edificios, residencias o cualquier instalación en las que estos se resguardaron.

 

¿Qué reclamaban los movimientos populares?

En la época de los sesenta el país atravesaba una de las crisis económicas más difíciles, enmarcada en un sistema de Gobierno autoritario y desapegado de los derechos constitucionales. Desde sus inicios reprimió los movimientos y revueltas sociales que estaban surgiendo.

Los estudiantes salieron a las calles para reclamar no solo la liberación de presos políticos y el respeto a la autonomía universitaria.

Las personas detenidas eran enviadas a centros de detención militar de manera obligatoria. Foto: muyhistoria 

Las consecuencias de un país en represión 

Entre 1958 y 1957 en México se habían llevado acabo numerosas protestas protagonizadas por líderes campesinos y el gremio de trabajadores, quienes demandaban mejoras en las condiciones laborales y un aumento en los salarios.

Asimismo, estas fueron reprimidas por las autoridades en distintas ocasiones, lo que multiplicó la realización de estas actividades, pese a los actos de represión gubernamentales, que terminaron por estallar en 1968.

Un crimen de Estado 

Los principales responsables de los hechos fueron el Ejército mexicano, la policía secreta y los paramilitares del Batallón Olimpia, quienes realizaron los crímenes en coordinación y bajo la autorización del mandatario Díaz Ordaz. 

Hasta la fecha, no sé conoce con exactitud la cantidad de personas asesinadas. Si bien según las cifras publicadas por el Gobierno murieron unas 20 personas,  se estima que fueron más de 300 estudiantes y líderes civiles.

Solo en una de las cuatro esquinas de la Plaza de las Tres Culturas se hallaron más de 65 cadáveres, otros fueron encontrados en camiones de basura y demás calles de la ciudad capital.

Los muertos eran recogidos por grúas y vehículos de carga pesada, los cuales trasladaban a los cuerpos hasta un sitio clandestino para la incineración masiva. 

Tlatelolco: Más de 50 años de impunidad 

La Masacre de Tlatelolco no es la única matanza estudiantil registrada en México, sin embargo es la más grande en la historia del país. Actualmente es referente de formación para recordar y conmemorar la lucha democrática de las corrientes populares de América Latina.

En tanto, han transcurrido más de 50 años de los acontecimientos, no obstante es en 2005 que se reconoce el hecho como un genocidio y crimen de lesa humanidad.

Además, ese mismo año la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (FEMOSPP) inició las investigaciones para apresar a los responsables, pero la justicia determinó "inconsistencia en las pruebas presentadas" por lo que hasta ahora no existe nadie procesado por esa matanza.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.