• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Pueden encarcelar a Lula, pero nunca a las ideas y sueños de las personas", aseguró el exmandatario brasileño.

"Pueden encarcelar a Lula, pero nunca a las ideas y sueños de las personas", aseguró el exmandatario brasileño. | Foto: @LemusteleSUR

Publicado 24 enero 2018

"Solo hay una forma de quitarme la lucha y es el día que yo muera", expresó Lula, al tiempo que confirmó su precandidatura a las elecciones presidenciales.

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, condenado este miércoles por supuesta corrupción pasiva y lavado de dinero, ratificó que la lucha por la libertad, la democracia y la esperanza del pueblo brasileño continúa.

"Tengo la seguridad que solo hay una forma de quitarme la lucha y es el día que yo muera, y mientras este viejo corazón continúe latiendo la lucha de los pueblos brasileños continuará", aseguró el exmandatario, ante más de 50 mil brasileños concentrados en la Plaza de la República en Sao Paulo, en apoyo a Lula y en defensa de la soberanía de Brasil.

 

A su vez, Lula confirmó su precandidatura a las elecciones presidenciales de Brasil, que se celebrarán en octubre de 2018.

Lula, aseguró que volverá a gobernar Brasil. "Volveremos a probar que este país debe ser respetado, vamos a volver a cuidar a las mujeres, a los negros, a los niños y a los indios", afirmó, al tiempo que aseguró que la persecución de la que es víctima le dio más ganas de continuar con la lucha. Yo quiero ser candidato a la Presidencia de Brasil, yo quiero decir lo que quiero para este país", acotó.

"Nos cansamos del perjuicio, del odio, de la envidia, queremos construir un Gobierno de paz, que todos se saluden y que no se tengan rabia como ahora", sostuvo.

 

Ante esto, el líder político hizo un llamado al pueblo brasileño a no desistir y a no desanimarse. "No se desanimen, no se desmoralicen, nunca bajen su cabeza, la lucha continúa", aseveró.

"El ser humano puede estar preso, Mandela estuvo preso 27 años y no por ello la lucha que él tenía terminó, él volvió y se convirtió en presidente de Sudáfrica", recordó.

"Pueden apresar el sueño de libertad, las esperanzas, pueden apresar a Lula, pero las ideas ya están planteadas en las personas de la sociedad brasileña y eso no conseguirán apresar", reiteró.

Lula fue sentenciado por el Tribunal Regional Federal de la 4ª Región (TRF-4), en Porto Alegre, conformado por los jueces Joao Pedro Gebran Neto, Leando Paulsen y Victor Luiz dos Santos Laus. Los tres votaron por aumentar la condena de 9 años y 6 meses a 12 años y un mes de prisión.

La defensa de Lula y la mayoría de los juristas descartan que el exmandatario vaya a prisión de forma automática y esto solo ocurrirá después del análisis de todos los recursos.

 

La condena se basó en un supuesto apartamento en una playa de São Paulo que obtuvo el exmandatario coima de la constructora OAS para favorecer contratos millonarios con Petrobras. Sin embargo, esa propiedad nunca ha estado a nombre de Lula, sino de la constructora que compró el apartamento a la cooperativa Bancoop cuando esta se declaró en bancarrota.

En este sentido, Lula reiteró que la propiedad no es suya, y pidió que si lo condenaron por eso "entonces que me den el apartamento y se lo doy a mis amigos para que lo ocupen", señaló.

"Cualquier abogado me diría que tengo que respetar la decisión de hoy, y yo la respeto, pero no acepto es la mentira por la cual tomaron esa decisión, ellos saben que yo no cometí tal crimen", reiteró.

Ante esto, Lula exigió que muestren las pruebas del crimen. "Si ellos me demuestran que yo cometí algún crimen yo desisto en ser candidato", advirtió.

"No estoy preocupado si seré candidato o no, estoy preocupado por las mentiras que comenzaron hace cuatro años, quiero que pidan disculpas, que le digan al pueblo brasilero que yo no cometí ese crimen", exigió.

"No quiero que nadie esté preocupado solo por Lula, quiero que nos preocupemos todos por lo que está ocurriendo con todo el pueblo brasileño, con todos los que trabajan y depende de un sueldo". lamentó.

En decenas de ciudades del país organizaciones sociales, sindicales, de trabajadores y movimientos populares se han movilizado para denunciar las maniobras de "persecución política" que sufre el dirigente de izquierda, y en defensa de su candidatura presidencial.

 

El exmandatario culminó agradeciendo a todas las organizaciones y organismos que le han ratificado su solidaridad y apoyo. 

>> Lula da Silva es condenado en segunda instancia en Brasil


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.