• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El caso de violación en Pamplona generó protestas en toda España.

El caso de violación en Pamplona generó protestas en toda España. | Foto: EFE

Publicado 21 junio 2019

El Tribunal Supremo de España reconoció que el hecho de 2016 fue un delito continuado de violación y no abuso sexual.

Los cinco hombres del caso La Manada que violaron a una joven, en promedio 10 años menor que ellos, en 2016 durante las fiestas de Pamplona, España, recibieron en 2018 una condena de nueve años por abuso sexual y no 22 años por violación, como pedía la Fiscalía.

Las protestas han encendido España contra la sentencia y el caso ha trascendido internacionalmente porque pese a las claras evidencias como videos y un grupo de WhatsApp llamado La Manada con la confesión, el caso no fue asumido como violación por ausencia de violencia física.

Este viernes el Tribunal Supremo de España elevó la condena de nueve a 15 años de prisión y reconoció el delito de violación, en vez de abuso.

En síntesis, la diferencia entre el abuso sexual y la violación es la violencia física de acuerdo a las leyes de España. Aunque en ningunos de los dos casos se requiere de consentimiento de la víctima para forzar el acto sexual, la condena para el abuso es mucho menor.

El código penal de España fija la pena para el abuso sexual entre uno y tres años de prisión o multas; hay agravantes, por ejemplo, si hay penetración, que pueden llevar la condena hasta los 10 años.

La violación puede recibir una pena de hasta 22 años. La Fiscalía solicitó la imputación de ese delito pues, tras el estudio de las pruebas, concluyó que hubo una violación; en contraste, la Audiencia Provincial de Navarra, que establece la sentencia, cree que fue abuso sexual.

La premisa de la violencia física ha enardecido las redes sociales con cuestionamientos y denuncian que las víctimas que se resisten, les cuesta la vida.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.