• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El alto oficial mexicano fue detenido en Estados Unidos por cargos de narcotráfico.

El alto oficial mexicano fue detenido en Estados Unidos por cargos de narcotráfico. | Foto: EFE

Publicado 18 noviembre 2020


Blogs



Las autoridades mexicanas aseguraron que no existirá impunidad ni injusticia en el procesamiento del alto oficial.

La solicitud de los fiscales estadounidenses para retirar los cargos criminales por narcotráfico al exsecretario de Defensa mexicano, general Salvador Cienfuegos Zepeda, fue aprobada este miércoles por una jueza federal en Nueva York en lo que fue la última cita del militar  con la justicia de ese país antes de  su regreso a Mexico.

LEA TAMBIÉN

EE.UU. retira cargos contra exsecretario de Defensa mexicano

La jueza federal Carol B. Amon consideró que “aunque estos son cargos muy serios”, con base en el argumento del Departamento de Justicia de que la acusación debería de ser retirada “como asunto de política exterior”, determinó aprobar la solicitud y el traslado “expedito” del acusado a México bajo custodia del Servicio de Alguaciles de Estados Unidos.

El fiscal federal Seth DuCharme declaró ante la jueza Carol B. Amon que se estableció que “proceder con el caso es contrario a los intereses de Estados Unidos en su política exterior” y en particular en su relación con México.

Afirmó, ante la pregunta de la jueza Amon, que esta decisión se tomó “al nivel más alto” del gobierno estadunidense, confirmando que fue tomada por el propio procurador general William Barr.

En la audiencia ante el tribunal federal en Brooklyn, la jueza preguntó al general Cienfuegos, essecretario de Defensa durante el pasado Gobierno de Enrique Peña Nieto, si entendía las condiciones de esta solicitud, y que estaba cediendo sus derechos de solicitar asilo entre otros, a todo lo cual el acusado respondió que estaba de acuerdo y que estaba “satisfecho” con esas condiciones.

En su solicitud por escrito el lunes ante el tribunal en Nueva York encargado del caso, los fiscales argumentaron que “Estados Unidos ha determinado que consideraciones delicadas e importantes de política exterior superan el interés del Gobierno en proceder con la fiscalización del acusado, bajo la totalidad de las circunstancias y por lo tanto, requieren desestimar el caso”.

Entretanto, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, expresó este miércoles que “no existe un acuerdo de impunidad” en el caso de Cienfuegos, ni se le dará “carpetazo” porque la Fiscalía General de la República (FGR) abrió una carpeta de investigación contra el militar, a partir de las evidencias que le envió hace seis días el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

López Obrador aseguró que su Gobierno solicitó la extradición de Cienfuegos debido a que no se había cumplido el acuerdo en esa materia vigente con Estados Unidos. Aseveró que en la decisión no influyó ningún tipo de presión de las Fuerzas Armadas. “No aceptamos presiones de nadie”, dijo.

El mandatario agregó que no habrá impunidad alguna en el caso, como tampoco se permitirá un proceso arbitrario en el que resulte una condena con pruebas insuficientes. Afirmó que no tolerarán injusticia, así como que es un caso de la mayor importancia para México, por estar involucrada la Secretaría de Defensa.

El general Cienfuegos fue arrestado en Los Ángeles por las autoridades federales de Estados Unidos el 15 de octubre pasado acusado de narcotrafico y lavado de dinero por lo cual enfrentaba una condena máxima de cadena perpetua.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.