• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En una ceremonia llamada "Kenji to Shokei no gi",  el emperador heredó los tesoros imperiales.

En una ceremonia llamada "Kenji to Shokei no gi", el emperador heredó los tesoros imperiales. | Foto: EFE

Publicado 1 mayo 2019

La ascensión del nuevo emperador se formalizó este miércoles en una ceremonia que lo hizo heredar los Tesoros Imperiales.

El nuevo emperador de Japón, Naruhito,  se ha comprometido a cumplir su papel como "símbolo del Estado y la unidad", durante su primer discurso pronunciado al heredar el Trono de Crisantemo.

LEA TAMBIÉN:

Emperador Akihito transmite el trono a su primogénito Naruhito

"Al acceder al trono, juro que tendré en profunda consideración el curso seguido por su majestad el emperador emérito (Akihito)", dijo Naruhito, quien también se comprometió a "actuar de acuerdo con la Constitución" y a "tener siempre presente en sus pensamientos al pueblo japonés".

Naruhito participó en una solemne audiencia celebrada en el Palacio Imperial de Tokio ante 266 invitados, entre ellos representantes políticos e institucionales y miembros de la familia imperial.

Naruhito ascendió formalmente este miércoles al Trono del Crisantemo, y abrió así una nueva era imperial en la ceremonia realizada un día después de la abdicación de su padre, la primera en dos siglos.

El nuevo emperador llegó a la ceremonia vistiendo un traje de corte occidental y una gruesa cadena de oro, acompañado por integrantes masculinos de su familia, incluyendo su hermano, el príncipe Fumihito Akishino.

La ceremonia tuvo lugar en el primer día de la nueva era imperial, la era Reiwa ("Bella armonía"), que se extenderá por todo el reinado de Naruhito.

En el Salón del Pino, en el Palacio Imperial japonés, Naruhito, de 59 años, recibió los objetos sagrados que su padre Akihito dejó en la jornada anterior, incluyendo una espada y una joya, así como un sello real.

El emperador emérito Akihito, de 85 años de edad, en su discurso final como monarca el martes, declaró su abdicación y dijo que esperaba sinceramente un futuro estable para Japón y paz y felicidad en todo el mundo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.