• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El mandatario colombiano no mencionó en su intervención el asesinato sistemático de líderes sociales perpetrado en su país.

El mandatario colombiano no mencionó en su intervención el asesinato sistemático de líderes sociales perpetrado en su país. | Foto: Reuters

Publicado 25 septiembre 2019

El presidente de Colombia ocupó gran parte de su intervención en la 74° Asamblea General de la ONU a hablar sobre Venezuela, y desestimó asuntos vitales para su país. 

El presidente colombiano Iván Duque participó este miércoles en la segunda jornada del debate de la 74° Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), con un discurso que centró en arremeter contra Venezuela y el Gobierno de su homólogo Nicolás Maduro. 

LEA TAMBIÉN: 

Esmad reprime protestas de transportistas en Colombia

Las menciones de Duque sobre los asuntos internos de Colombia no fueron representativas, pero sí destacó la contribución de su país para mantener "un orden internacional", específicamente con lo que respecta a Venezuela.

En este sentido, acusó a su par venezolano de tener nexos con grupos narco paramilitares, pero no mencionó las recientes fotografías que vinculan al diputado opositor venezolanos Juan Guaidó con el grupo criminal colombiano Los Rastrojos

Entretanto, Colombia se mantiene como el mayor productor de coca, de acuerdo con un informe publicado por la ONU este año. El organismo internacional recordó en su documento que el cultivo de coca en este país sube "constantemente desde 2013, de las 48.000 hectáreas registradas en 2013 hasta las 171.000 en 2017".

"Hoy Colombia le dice al mundo que es el momento de la determinación para transformar nuestra sociedad; es el momento de la firmeza para enfrentar la tiranía", añadió Duque, quien es uno de los principales impulsores de la aplicación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) contra Venezuela, mecanismo que abre las puertas a una posible intervención militar contra su país vecino. 

El mandatario colombiano expuso una supuesta crisis migratoria generada en Venezuela, pero no consideró que su país ocupa el segundo lugar en relación con el número de desplazados debido al conflicto armado social. 

Ante el pleno, el mandatario de Colombia ignoró temas vitales para la población de su país como el asesinato sistemático de líderes sociales, que ha dejado en 20 meses 171 víctimas, entre ellos, 157 excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC-EP). 

De acuerdo con su intervención, los "retos más urgentes" para Colombia son "la derrota de la pobreza extrema, la defensa de la democracia, la protección ambiental, la promoción del emprendimiento y la innovación, y el sostenimiento del imperio de la ley."

Todo esto deja de lado también los señalamientos en su contra por el incumplimiento de los acuerdos de paz firmados en La Habana, Cuba, entre las FARC-EP y el Gobierno de Juan Manuel Santos. 

A su juicio, "nunca hubo reincorporación ni desarme, porque simplemente nunca dejaron de delinquir, le mintieron a Colombia."

Esto dijo Duque sobre el anuncio de una fracción del grupo insurgente, que a un año de su gestión decidió retomar la lucha armada ante la falta de garantías por parte del Estado colombiano. 

No obstante, Duque expresó el "apoyo" de su Gobierno a la Misión de la ONU en Colombia y "la validación de la comunidad internacional" en el proceso de paz: "Esperamos que sigan siendo testigos del camino de la Paz con legalidad".

Por otro lado, en cuanto a la protección ambiental, Duque se jactó del "compromiso internacional para proteger la Amazonía", afectada por los incendios forestales, sin mencionar cómo durante su gestión se dio luz verde al uso del fracking para la explotación del petróleo, y se apoya el uso de glifosato como método de fumigación. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.