• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Una nueva ley de ciudadanía impide a refugiados musulmanes nacionalizarse.

Una nueva ley de ciudadanía impide a refugiados musulmanes nacionalizarse. | Foto: Reuters

Publicado 16 diciembre 2019



Blogs



El jefe del Gobierno, Narendra Modi, recordó que la normativa recibió un apoyo abrumador en las dos cámaras parlamentarias y fue avalada por numerosos partidos políticos.

El primer ministro de India, Narendra Modi, condenó este lunes las "protestas violentas" contra la ley de ciudadanía ratificada la semana pasada por el Parlamento del país, tras la muerte de al menos ocho personas durante las movilizaciones.

LEA TAMBIÉN:

Protestan en India contra proyecto de ley de ciudadanía

Desde su cuenta de Twitter, el jefe del Gobierno recordó que la normativa recibió un apoyo abrumador en las dos cámaras parlamentarias y fue avalada por numerosos partidos políticos.

Las protestas estallaron la semana pasada después de que la Cámara Alta del Parlamento aprobara una enmienda a la Ley de Ciudadanía, que busca favorecer a quienes llegaron de Afganistán, Bangladés o Pakistán y miembros de otros países de mayoría musulmana.

Este lunes se reportaron nuevas protestas en contra de la norma que otorga la ciudadanía a no musulmanes que entraron sin autorización a India para huir de la persecución religiosa en varios países vecinos.

Las protestas contra la ley se han extendido este lunes por diversos campus universitarios, un día después de que un centenar de personas resultasen heridas por una intervención policial en la universidad Jamia Millia Islamia de la capital, Nueva Delhi.

Modi justifica la ley, que ampara a personas con religión hindú, sikh, jainistas, cristianos y budista, apuntando que no cubre a los musulmanes de Pakistán, Bangladés y Afganistán, porque ellos no necesitan de la protección de India.

Para la mayoría de sus detractores, este texto responde a la voluntad del poder nacionalista hindú de marginar a la minoría musulmana en el país con 1.300 millones de habitantes.

En el noreste de India, donde nació el movimiento la semana pasada, los manifestantes se oponen a esta ley argumentando que provocaría una afluencia de refugiados hindúes desde el fronterizo Bangladés a su región, donde ya hay un frágil equilibrio intercomunitario.

Los miembros del partido nacionalista hindú Bharatiya Janata del primer ministro Narendra Modi denuncian que las protestas son una maniobra de los partidos de la oposición.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.