• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La Franja de Gaza enfrenta el bloqueo israelí, el corte del suministro de combustibles y la pandemia de la Covid-19.

La Franja de Gaza enfrenta el bloqueo israelí, el corte del suministro de combustibles y la pandemia de la Covid-19. | Foto: EFE

Publicado 1 septiembre 2020


Blogs



Hamás​ e Israel pactaron el lunes restaurar la paz en la Franja de Gaza, pero la represión israelí sigue en Cisjordania.

Otro acuerdo entre Tel Aviv y las facciones palestinas fue adoptado este lunes para poner fin a una escalada de violencia que, durante el mes de agosto, llevó a intercambio de fuego entre ambas partes casi a diario, en especial en la Franja de Gaza, territorio gobernado por Hamás​.

LEA TAMBIÉN: 

Artillería israelí bombardea dos lugares en la Franja de Gaza

En el acuerdo alcanzado, ha mediado el enviado catarí Mohammed el-Emadi. También ha sido celebrado por Hamás​, en un comunicado, por "poner fin a la agresión sionista contra nuestro pueblo"

Con el entendimiento alcanzado, Hamás e Israel pactan restaurar la calma en frontera de Gaza. De esta manera, Tel Aviv dejaría de bombardear (como hace casi todas las noches desde el 6 de agosto) sobre la población palestina. Por su parte, la organización de resistencia palestina deberá abstenerse de hacer lanzamientos de globos incendiarios y de proyectiles hacia territorio israelí.

 

Las acciones de Hamás llegaban en respuesta a la ocupación y el bloqueo israelíes, pues en las últimas semanas las autoridades de Tel Aviv prohibieron a los pescadores de Gaza el acceso al mar Mediterráneo, cerraron Kerem Shalom, el único paso fronterizo para las mercancías que circulan de Israel a Gaza y detuvieron el suministro de combustible al territorio palestino, lo cual forzó el cierre de la única central eléctrica de la Franja.

Mientras esto sucedía, las fuerzas de ocupación israelíes aplastaron con fuerza la protesta palestina contra la apropiación de tierras que tiene como objetivo construir un asentamiento industrial ilegal que afecta a varias aldeas del norte de Cisjordania (la otra parte de Palestina, separada de Gaza por territorio de Israel).

 

Los soldados del Ejército israelí atacaron a los manifestantes con disparos de gases lacrimógenos. También los  golpearon en un esfuerzo por impedir su protesta en una carretera que une tres aldeas de la ciudad del norte de Cisjordania de Tulkarm, donde Israel planea construir un asentamiento industrial ilegal.

Palestina ocupada enfrenta no solo la represión y el bloqueo incrementados de Israel, sino la amenaza de la pandemia de la Covid-19. Su infraestructura sanitaria ha sufrido también los embates de las medidas de coerción unilaterales de Tel Aviv, asunto que ha estado en el centro de las conversaciones.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.