• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Con las pruebas del contacto radiofónico registrado ese día, Rodríguez demostró que los buques se encontraban en aguas venezolanas y que funcionarios de Venezuela jamás abordaron las naves de Guyana.

Con las pruebas del contacto radiofónico registrado ese día, Rodríguez demostró que los buques se encontraban en aguas venezolanas y que funcionarios de Venezuela jamás abordaron las naves de Guyana. | Foto: Vicepresidencia Venezuela

Publicado 8 enero 2019

La presencia de barcos de Exxon Mobile, enviados por Guyana a los mares de Venezuela, fue catalogada por la vicepresidenta Delcy Rodríguez como una provocación.

Este martes, la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, exhibió pruebas concretas que desmienten las acusaciones del Grupo de Lima respecto a la situación ocurrida con los dos buques de Exxon Mobile enviados por Guyana a la zona del Esequibo en diciembre de 2018.

Además, anunció que llevará el caso ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU). "Llevaremos las pruebas ante la ONU por la incursión ilegal al territorio venezolano", aseguró Rodríguez.

La excanciller dio cuenta que la zona en disputa con Guyana, que se dirime en el Acuerdo de Ginebra de 1966, no fue el escenario de los hechos referidos. 

Los mares en donde se encontraban los barcos pertenecen al territorio jurisdiccional, sobre el cual no existe ningún tipo de reclamo, aseguró la vicepresidenta acogiéndose a los acuerdos firmados entre ambas naciones y que ha sido desconocido y violado por el Gobierno de David Granger, al otorgar concesiones a empresas extranjeras, como Exxon Mobile, para sus propios intereses. 

Delcy Rodríguez exhibió contactos radiofónicos registrados por la Armada Bolivariana al momento de encontrarse con uno de los buques, en donde queda en evidencia que el suceso no ocurrió en aguas en disputas sino en territorio venezolano.

También con registros auditivos, la política venezolana desmintió que los funcionarios de Venezuela hayan abordado los barcos de Guyana, como lo acusó dicha nación.

Rodríguez además denunció que la empresa Exxon Mobile habría intentado pagar una suma de 20 millones de dólares al Gobierno de Granger para demandar a Venezuela ante la Corte Internacional de Justicia.

El respaldo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana

Asimismo, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) expresó su rechazo ante los actos injerencistas del autodenominado Grupo de Lima contra Venezuela y su soberanía, que califican como nefastos. 

A través de un comunicado, el cuerpo castrense también criticó las posiciones serviles asumidas por dirigentes de partidos de oposición de esa nación que respaldan los planes intervencionistas, entreguistas y de expansión imperial. 

“La declaración en su totalidad tiene un carácter injerencista”, aseveró el ministro de Defensa de Venezuela en referencia al documento presentado por el Grupo de Lima, luego de un encuentro con funcionarios del Gobierno de Estados Unidos

En dicho documento, el bloque regional hace referencia a la supuesta "interceptación" de dos embarcaciones de Exxon Mobil "dentro de la zona económica exclusiva de la república cooperativa de Guyana" y hace un llamado a la FANB a “para que desistan de acciones que violen los derechos soberanos de sus vecinos”. 

Sobre esto, la FANB ratificó que uno de los pilares de este cuerpo se basa en defender la soberanía y la independencia de Venezuela
“Nos preocupa la posición de este grupo de Gobiernos, y también que voceros de partidos políticos de la oposición se hagan eco de esta declaración infame, ilegal, carente de racional, que rompe el derecho internacional de manera grosera, extravagante”, añadió Padrino López.

¿Qué dijo el Grupo de Lima?

El pasado viernes 4 de enero, el autodenominado Grupo de Lima emitió una declaración injerencista contra Venezuela. En el punto 9 del documento, se condenó la expulsión de los buques por parte de la Fuerza Armada venezolana.

En contexto

El 22 de diciembre de 2018, la armada venezolana reportó la presencia de dos buques sísmicos de Exxon Mobile, ordenados por Guyana, en territorio jurisdiccional de Venezuela.

Por su parte, Guyana aseguró que esas aguas estaban en disputa entre ambas naciones, y acusó a los funcionarios venezolanos de haber abordado las naves. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.