• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
May llegó al poder semanas posteriores al referendo europeo que provocó la dimisión del conservador David Cameron, de quien fue ministra del Interior por seis años.

May llegó al poder semanas posteriores al referendo europeo que provocó la dimisión del conservador David Cameron, de quien fue ministra del Interior por seis años. | Foto: Reuters

Publicado 13 julio 2019

Cerca de 1095 días después, la gestión de May está próxima a llegar a su fin, afectada principalmente por la polémica salida del organismo europeo, entre otros problemas.

Este sábado se cumplen tres años desde que la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, asumió el cargo en medio de la controversia existente en la nación con relación al tema del Brexit, la salida del país de la Unión Europea (UE).

LEA TAMBIÉN:

¿Se encamina el Reino Unido a un brexit duro?

Cerca de 1095 días después, la gestión de May está próxima a llegar a su fin, afectada principalmente por la polémica salida del organismo europeo, entre otros problemas.

Elecciones anticipadas

May llegó al poder semanas posteriores al referendo europeo que provocó la dimisión del conservador David Cameron, de quien fue ministra del Interior por seis años. Pese a que siempre se había pronunciado a favor de la permanencia en la UE, se implicó poco en la campaña y lo hizo básicamente con la idea de promover la necesidad de limitar la inmigración.

A un año después de llegar a Downing Street, la primera ministra convocó unas elecciones legislativas anticipadas con las que pretendía fortalecer su cargo. Sin embargo, acabó perdiendo la mayoría absoluta y quedó dependiente del apoyo del pequeño partido unionista norirlandés DUP para poder gobernar.

A su vez, varios de sus ministros la fueron abandonando, descontentos con su idea de negociar una estrecha relación con la UE, entre ellos dos ministros del Brexit, Dominic Raab y David Davis, y el jefe de la diplomacia Boris Johnson, uno de los aspirantes a reemplazarla.

Brexit

Reino Unido se sumó al bloque continental, actualmente conformado por 28 países, el 1 de enero de 1973. Aunque en junio de 2016 los británicos decidieron abandonar la UE y poner fin a una relación de más de cuatro décadas.

En principio, estaba estipulado que la nación abandonaría la Unión Europea el 29 de marzo de 2019. El plazo, sin embargo, puede ser extendido si el Gobierno británico así lo solicita y los otros 27 miembros de la UE están de acuerdo.

Y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea determinó que Reino Unido puede cancelar definitivamente su salida en cualquier momento del proceso, por lo que, al menos en teoría, podría no producirse nunca.

Es así como el país ha pasado los últimos años del Gobierno de May tratando de ponerse de acuerdo sobre el tipo de relación que quiere mantener con el órgano europeo, al tiempo que la primera ministra negociaba los términos de la separación.

Un primer "acuerdo de divorcio" entre Londres y Bruselas fue anunciado el 25 de noviembre de 2018 y la intención original de May era someterlo a votación en el Parlamento británico el 11 de diciembre. Pese a esto, la primera ministra británica se echó para atrás en el último minuto, cuando se hizo evidente que no contaba con la mayoría necesaria para la aprobación del acuerdo, prometiendo regresar con uno mejor.

Su decisión, sin embargo, enojó a suficientes miembros de su partido para forzar un voto de no confianza que se saldó con la victoria de May, pero no despejó las dudas sobre el futuro de su acuerdo.

Finalmente el acuerdo fue rechazado por una abrumadora mayoría en el Parlamento en una votación celebrada este 15 de enero.

El 12 de marzo volvió a rechazar el Parlamento una nueva propuesta presentada por May tras semanas de idas y venidas a la Europa continental. Posteriormente, el 29 de marzo de 2019, el acuerdo de May fue rechazado por tercera vez.

Terrorismo e inseguridad

El 22 de mayo de 2017, una explosión en la actuación de Ariana Grande en la ciudad británica de Manchester puso en duda las medidas de seguridad del país en eventos que concentran grandes aglomeraciones. El atentado, reivindicado por el autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe), dejó un balance de 22 muertos y 59 heridos. 

La situación obligó a May a actuar con rapidez y elevó la alerta antiterrorista a nivel "crítico".

Pese a esto, tan sólo dos semanas después del ataque en Manchester, Reino Unido vivió ocho minutos de terror en el puente de Londres, ya que un hombre atropelló con su coche a los transeúntes que paseaban por los aledaños de Westminster, ataque que dejó el fallecimiento de ocho personas.

En este sentido, la Oficina Nacional de Estadística (ONS) reportó que entre marzo de 2017 y el mismo mes de 2018, los ataques con cuchillo se incrementaron en un 22 por ciento, tanto en Inglaterra y Gales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.