• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Durante la dictadura militar, exdirectivos de Ford otorgaron a los militares listas de los trabajadores de la empresa vinculados a la lucha sindical.

Durante la dictadura militar, exdirectivos de Ford otorgaron a los militares listas de los trabajadores de la empresa vinculados a la lucha sindical. | Foto: venceremos-arg.org

Publicado 11 diciembre 2018

Este martes, dos exdirectivos de la Ford fueron condenados a prisión por ayudar con la detención y tortura de sus propios trabajadores.

Por primera vez en la historia de Argentina, se realizó un juicio contra dos exdirectivos de la automotriz Ford Motors por su complicidad en la persecución de sus propios trabajadores sindicales durante la dictadura militar entre 1976 y 1983, que dejó 300.000 desaparecidos.

Héctor Sibilla, exjefe de seguridad de Ford, y Pedro Muller, exgerente de manufactura, fueron condenados a 12 y 10 años de prisión, respectivamente, por detenciones ilegales y tormentos.

Así fue la complicidad de Ford con la dictadura

En 1976, en plena dictadura militar, 24 delegados gremiales de Ford fueron detenidos por su activismo sindical. Muchos de ellos en sus propios puestos de trabajo y torturados dentro de la empresa automotriz. Finalmente, terminaron en centros clandestinos de detención. Todos sobrevivieron la dictadura, pero actualmente solo 13 siguen vivos.

Estas fueron las acciones de los directivos de la Ford para ayudar a la tortura de sus propios trabajadores:

- Realizaron las listas para ayudar al Ejército con los secuestros y torturas de sus trabajadores.

- Entregaron los archivos personales de los trabajadores con sus fotografías a las fuerzas militares.

- Garantizó a los militares acceso a la empresa para registrar y movilizarse dentro de ella. “A mí me mostraron esposado por toda la fábrica, como diciendo: miren lo que les puede pasar", recordó Pedro Troiani, uno de los trabajadores de Ford, que fue detenido durante dos años por la dictadura.

- El quincho, un cerramiento debajo de los árboles que servía para el descanso, socialización y organización obrera de los trabajadores, fue concedido por los directivos de la Ford a los militares para usar como centro de detención y torturas

- Proporcionaron comida y camionetas de la empresa a las fuerzas militares que ocuparon las instalaciones de la empresa. 

“Sin la participación de los civiles y más de estas empresas ese golpe no hubiera tenido éxito. Esta gente colaboró, les dio vehículos, comida, combustibles, les dio las empresas para que se movieran como quisieran, y así nos fueron llevando a uno por uno”, relató Troiani.

Otras empresas ligadas a la dictadura

Durante años, compañías como Mercedes Benz, Renault y Fiat han sido denunciadas por ayudar a los militares durante la dictadura. Sin embargo, solo el caso Ford ha avanzado.

Sin embargo, el juicio penal solo involucra a los exdirectivos Héctor Sibilla y Pedro Muller y no a la empresa Ford, debido a obstáculos legales. "Si hubiésemos traído a la empresa Ford, nuestra apreciación es que el juicio no habría avanzado como avanzó", explicó Tomás Ojea, abogado de la víctimas, pero no descarta intentarlo en el futuro.

Sibilla y Muller no son los únicos que ayudaron a la dictadura militar. El exgerente de relaciones laborales Guillermo Galarraga fue procesado, pero murió en 2016 antes de iniciar el juicio en su contra.

Mientras que el expresidente de Ford en Argentina, Nicolás Courad, falleció en 1989, antes de que iniciaran las acciones legales contra los cómplices de la dictadura.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.