• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los breves años del paso del Che por la Tierra, marcaron para siempre la historia latinoamericana.

Los breves años del paso del Che por la Tierra, marcaron para siempre la historia latinoamericana. | Foto: Radio Rebelde

Publicado 17 octubre 2018

"Dispare cobarde, que usted va a matar a un hombre", fueron las últimas palabras de Ernesto Che Guevara, el 8 de octubre de 1967.

El revolucionario Ernesto Che Guevara, no solo fue un gran soñador y luchador por un mundo mejor, sino además médico, escritor y político.

Pese a haber nacido en Argentina, y haber pasado gran parte de su vida adulta en Cuba, es reconocido como un hijo de la Patria Grande.

>5 lecciones del Che Guevara para la lucha latinoamericana

Recientes pesquisas indicaron que el joven líder fue asesinado en Bolivia el 8 de octubre de 1967, y no el 9, como se pensó originalmente.

Para que los expertos pudiesen dar con los restos mortales del Che y los guerrilleros que lo acompañaban, llevó un tiempo de aproximadamente 30 años, lapso en fueron entrevistados diferentes testigos para verificar cómo ocurrieron los acontecimientos en busca de una pista que diera luz de dónde estaba sepultado su cuerpo.

La intención de los soldados bolivianos era incinerar su cuerpo, pero al enfrentarse con diversas complicaciones al intentarlo, decidieron sepultarlo en la fosa en la que fue descubierto por parte de un gran equipo multidisciplinario casi tres décadas después. 

Búsqueda de los restos del Che

El 21 de noviembre de 1995, el general retirado, Mario Vargas Salinas, testigo del asesinato, declaró dónde había sido sepultado el Che.

Vargas Salinas expresó que sus restos se encontraban bajo la pista de aterrizaje del antiguo aeropuerto de Vallegrande, localidad del suroriente boliviano. Tras esta noticia y solo tres días después, el expresidente boliviano, Gonzalo Sánchez de Lozada, autorizó las labores de búsqueda, a las que se unió de inmediato personal de Cuba enviado por el entonces presidente Fidel Castro

1995/1997 - Expertos buscan restos del Che y los guerrilleros revolucionarios en Bolivia | Foto: Revista Haroldo

La gestiones indagatorias se desarrollaron en tres períodos, que sumaron unas 13 semanas. En total, se hallaron 210 fosas, pero la número dos era la que contenía las osamentas del Che Guevara.

El descubrimiento se realizó el 28 de junio de 1997. Adherida a sus restos, se halló parte de una chaqueta verde olivo. Además, aún quedaban trozos del cinturón de cuero que llevaba el día que fue asesinado.

Los restos hallados fueron trasladados hacia el Hospital japonés Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, luego de ser estudiados. En julio de 1997 se confirmó que pertenecían al revolucionario y a seis de sus compañeros. El Che y los guerrilleros fueron, inmediatamente, enviados a Cuba.

Recibimiento en La Habana

A través de una ceremonia televisada, el 12 de julio de 1997, el comandante Fidel Castro, presidió el acto en el aeropuerto militar de San Antonio de los Baños, localidad cercana a La Habana, para darle la bienvenida a su entrañable amigo y compañero.

Tras la llegada de las osamentas, la hija de CheAleida Guevara March, expresó: "Hoy llegan a nosotros sus restos, pero no llegan vencidos; vienen convertidos en héroes, eternamente jóvenes, valientes, fuertes, audaces. Nadie puede quitarnos eso; siempre estarán vivos junto a sus hijos, en el pueblo".

Osamentas del Che llegando a Cuba | Foto: Alo Cubano

Al menos 300.000 personas desfilaron silenciosamente por el Memorial José Martí, ante los osarios de los hombres mártires de la revolución.

El 17 de octubre de ese año, fue inaugurado el mausoleo del Che Guevara en Santa Clara, lugar donde hasta la actualidad reposan sus restos, los que son visitados diariamente por cientos de personas del mundo, para rendir honor a un hombre que cambió la historia de la humanidad.

Lugar en el que está reposa el cuerpo del Che Guevara | Foto: Cuba Debate

Ernesto Che Guevara de la Serna fue sepultado con honores militares. Se eligió esa ciudad cubana para inhumarlo, por haber sido tomada por las tropas revolucionarias en 1958, durante la Batalla de Santa Clara, que provocó el derrocamiento del dictador cubano Fulgencio Batista.

Los breves años del paso del Che por la Tierra, marcaron para siempre la historia. Inspiró, junto a Fidel Castro, las luchas de tantos otros pueblos que hasta el día de hoy se mantienen en la batalla por un mundo justo e inspirado por el amor a la humanidad.

>Masacre de San Juan: Los mineros bolivianos que seguían al Che


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.