• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Las comunidades embera han dado a conocer que no pueden recorrer su territorio ni cosechar alimentos, debido al peligro que suponen las minas antipersonales sembradas por grupos armados.

Las comunidades embera han dado a conocer que no pueden recorrer su territorio ni cosechar alimentos, debido al peligro que suponen las minas antipersonales sembradas por grupos armados. | Foto: OIA

Publicado 7 febrero 2021


Blogs



Cerca de 2.000 indígenas Embera Eyabidá están afectados por minas antipersonales colocadas por grupos armados.

La Organización Indígena de Antioquia (OIA) denunció este domingo que cerca de 2.000 indígenas Embera Eyabidá están confinados en la región de Urabá, departamento de Antioquia (norte de Colombia), debido a la instalación de minas antipersonales por grupos armados.

LEA TAMBIÉN: 

Confirman otra masacre en el departamento del Cauca, Colombia

De acuerdo con un comunicado publicado en el blog de los pueblos indígenas de ese departamento, las familias (que habitan en los resguardos ancestrales Río Murindó y Río Chageradó) han dado a conocer que se encuentran en alto riesgo de desplazamiento masivo debido a esta situación.

El consejero de Derechos Humanos y Paz de la OIA, Alexis Espitia, declaró que están en peligro no solo los indígenas de Urabá, sino de todo el occidente de Antioquia.

Aclaró que los grupos armados que se disputan el control de estas zonas han sembrado minas antipersonales, por lo que los indígenas no pueden transitar por sus territorios. Tampoco pueden atender sus cultivos agrícolas y ya escasean las provisiones, puntualizó.

En otro comunicado, difundido a través de las redes sociales, la OIA aclaró que desde mediados de 2019 alertaron sobre incursiones armadas en resguardos indígenas de Murindó, Urrao, Dabeiba, Frontino y Vigía del Fuerte.

En el texto se rechaza la presencia de actores armados en las áreas indígenas. Además, se le exige al Gobierno Nacional que brinde “garantías verdaderas para la construcción de una paz estable y duradera” y que concrete “mecanismos de atención humanitaria y de protección” a estos pueblos.

Respecto a las autoridades locales, la OIA solicita que estas convoquen de manera urgente a una misión civil de acompañamiento permanente a los indígenas afectados.

También se expresa en la nota que 11 comunidades embera se declararon en Minga Permanente “para exigir nuestro derecho a la vida y a vivir en paz, haciendo uso y goce de nuestros territorios”, detalla el texto. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.