• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Antes del inicio de la sesión, los delegados presentes en N. York rindieron homenaje a las víctimas de la Covid-19.

Antes del inicio de la sesión, los delegados presentes en N. York rindieron homenaje a las víctimas de la Covid-19. | Foto: Twitter: V. Bozkir

Publicado 3 diciembre 2020


Blogs



En esa dirección se pronunciaron Volkan Bozkir, Miguel Díaz-Canel y Luis Arce en las intervenciones de esta mañana

Volkan Bozkir, presidente de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dijo este jueves que esa institución "debe llevar la batuta en los esfuerzos de recuperación de la pandemia de la Covid-19", reclamo congruente con las posiciones de los presidentes de Cuba y Bolivia, quienes también intervinieron esta mañana.

LEA TAMBIÉN: 

Asamblea General de la ONU dedicará sesión especial a la Covid

Las declaraciones llegaron en ocasión de la cumbre en línea que la Asamblea General de la ONU sostiene esta jornada a propósito de la recuperación pospandémica, promovida a instancias de Azerbaiyán, presidente de los No-Alineados y en la cual, según el dirigente, "el mundo vuelve los ojos a la ONU para que lidere esos esfuerzos, en medio de esta crisis a raíz del nuevo coronavirus.

El diplomático turco recalcó que la Covid-19 "ha perturbado la vida de todos en el mundo, es un desafío como ninguna otra crisis en los 75 años de existencia la ONU" y ahora "nos enfrentamos a la mayor recesión mundial desde la Gran Depresión, la economía mundial se redujo, la pobreza extrema aumenta por primera vez en 20 años, las inversiones extranjeras se evaporaron y los ingresos en el turismo caen".

En su intervención para dar paso a la de los dignatarios internacionales, Bozkir se lamentó que "todos los países sienten la presión y una hambruna sin precedentes amenaza a los pobres del mundo" porque "la pandemia afecta de forma desproporcionada a los miembros más vulnerables de la sociedad, mientras que aumenta la violencia de género".

Por su parte, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, recordó que sólo la ONU "está en condiciones de dar una respuesta global y coordinada" a los efectos de la pandemia y la crisis que le sucede.

Lamentó de que la pandemia ha exacerbado los problemas que enfrentaba el mundo desde mucho antes de la aparición de la Covid-19 y citó, entre ellos: las guerras, incluidas las no convencionales; el uso y amenaza del uso de la fuerza y la aplicación de medidas coercitivas unilaterales, así como la ausencia o precariedad de servicios esenciales de salud, educación y seguridad social, debido, dijo "a las reglas ciegas del mercado mundial que hoy prevalencen en el mundo".

El mandatario reiteró que "urge el establecimiento de un orden internacional justo, democrático y  equitativo" y constrastó los resultados obtenidos por Cuba en el enfrentamiento a la Covid-19, en medio de escaseces con el de países ricos y resaltó, en ese sentido el logro de dos candidatos vacunales nacionales, así como la solidaridad internacional del país en materia sanitaria.

Díaz-Canel, al tiempo que denunció la permanencia de la hostilidad de Estados Unidos, ratificó la posición cubana de respeto al multilateralismo y el papel de la ONU.

Luis Arce, el presidente boliviano, en su intervención expresó que tras haberse reencausado su país con las elecciones de octubre de 2019, su gobierno se dedica a la lucha contra los efectos de la pandemia, la cual, acotó, no afecta a todos los países de igual manera. Reclamó el liderazgo de la ONU en el llamado a medidas extraordinarios que beneficien a los países más pobres y reafirmó la voluntad de Bolvia para trabajar en los marcos del multilateralismo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.