• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, indicó que el ALBA -TCP continuará trabajando por la defensa y desarrollo de los países suramericanos y caribeños.

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, indicó que el ALBA -TCP continuará trabajando por la defensa y desarrollo de los países suramericanos y caribeños. | Foto: EFE

Publicado 14 diciembre 2018

En la clausura de la XVI Cumbre del ALBA-TCP, los Estados miembros rechazaron los ataques cometidos por Gobiernos capitalistas contra países progresistas.

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, reiteró este viernes el compromiso que sostienen los países miembros de la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) en aras de expandir el multilateralismo y los sistemas de integración equitativos en la región. 

"El ALBA- TCP reitera su trabajo por el nuevo orden equitativo, un orden  justo que promueve el multilateralismo (...) Rechaza el intervencionismo extranjero y la dominación política impuesta por los poderes hegemónicos tradicionales", dijo durante la declaración de final de la XVI Cumbre del ALBA-TCP en La Habana, Cuba. 

Destacó que el objetivo del organismo es contribuir con soluciones pacíficas para la resolución de controversias, respetando ante todo la soberanía de cada país, frente a las medidas unilaterales que aplican algunos Gobiernos, "contrarias a la carta de las Naciones Unidas", que a su juicio amenazan la paz internacional y restringen a los Estados. 

Además, se rescataron 25 puntos claves que defienden los intereses de los pueblos latinoamericanos, su independencia y determinación, como la labor de activismo realizada por El Salvador con la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y el desempeño de Bolivia en el mismo organismo regional.  

La declaración final del ALBA-TCP también respalda al pueblo venezolano ante las sanciones de Estados Unidos (EE.UU.), el hostigamiento al presidente Nicolás Maduro, quien se juramentará para su nuevo mandato el próximo 10 de enero del 2019.

Igualmente, refleja la solidaridad de los Estados miembros con el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, que permanece detenido en la sede de la Policía Federal de Curitiba, estado de Paraná (sur), desde abril pasado.  

Finamente, reiteraron su compromiso para continuar trabajando por la defensa y desarrollo de los países suramericanos y caribeños, con la filosofía independentista que promovieron los comandantes Fidel Castro y Hugo Chávez.

Reto económico para ALBA-TCP

Durante el acto de clausura de la XVI Cumbre del ALBA-TCP, el presidente venezolano Nicolás Maduro indicó que los Estados miembros deben colocarse a la cabeza de un gran reto: La diversificación económica y el desarrollo común de sus pueblos.

El jefe de Estado advirtió sobre las "corrientes neofascistas que han tomado posiciones de poder América Latina y el Caribe", particularmente, los Gobiernos de extrema derecha que se han instaurado en los últimos años.

“Es importante que nuestros pueblos sientan pronto el revitalizar de nuestras misiones sociales y del ALBA-TCP como gran actor político que es de nuestra región y del sistema de Naciones Unidas", aseveró el mandatario.

>> Daniel Ortega reitera que ALBA-TCP no se ha rendido ni vendido


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.