• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La erupción del pasado domingo es la segunda de este año y la más violenta en los últimos 40 años.

La erupción del pasado domingo es la segunda de este año y la más violenta en los últimos 40 años. | Foto: EFE

Publicado 5 junio 2018

Las labores de rescate fueron suspendidas por los riesgos de las constantes explosiones del volcán de Fuego. Las víctimas mortales por la erupción aumentaron a 72, según la Conred.

Las labores de búsqueda, localización y rescate de las personas desaparecidas tras la erupción del Volcán de Fuego, uno de los tres activos de Guatemala, fueron reanudadas este martes, luego de que los riesgos de las explosiones hicieran detener la labor. 

El portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), David de León, informó que grupos de rescatistas se mantienen concentrados en el sector de El Rodeo en Escuintla (Sur) y en Sacatepéquez (oeste), dos de los más afectados por la erupción del volcán el pasado domingo.

>> Baja energía del volcán pero sube cifra de muertos en Guatemala

La Conred señala que hasta ahora el número de víctimas asciende a 72, mientras que los heridos se mantienen en 46 y los afectados en más de 1,7 millones. 

Además, indica que un total de 3.271 personas han sido evacuadas y 1.560 se encuentran en albergues de Escuintla y 317 personas en Sacatepéquez.

>> Apoyo internacional a Guatemala tras tragedia del volcán

El portavoz de la Conred informó que es posible que las labores de búsqueda y rescate se vean obstaculizadas por las lluvias que se esperan este martes, así como por las condiciones en volcán, que amaneció emitiendo explosiones moderadas de entre ocho y diez por hora.

Alerta amarilla para atención de heridos

El coordinador del traslado de pacientes críticos del Hospital Nacional de Escuintla al Roosevelt y al San Juan De Dios, Edwin Bravo, informó este martes que fue activada la alerta amarilla para el sistema de salud pública.

Además señaló que los pacientes víctimas de la tragedia fueron clasificados en nivel rojo y amarillo, lo que significa que los primeros necesitan atención urgente para no morir y los segundos deben ser atendidos en un lapso no mayor a tres horas.

Bravo señaló que en total 16 pacientes fueron trasladados al Hospital San Juan de Dios, entre ellos un niño de ocho años con 70 por ciento de quemaduras y un adulto que murió tiempo después de ser ingresado.

Además, fue necesario amputar las piernas a dos personas, debido a sus quemadura.

Por otro lado, al Hospital Roosevelt llegaron seis adultos, uno de ellos con quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.