• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La detención de Temer llega en un contexto de puja y tensiones entre los magistrados al frente de la Operación Lava Jato y el Supremo Tribunal Federal (STF).

La detención de Temer llega en un contexto de puja y tensiones entre los magistrados al frente de la Operación Lava Jato y el Supremo Tribunal Federal (STF). | Foto: La Izquierda Diario

Publicado 21 marzo 2019





La prisión preventiva del expresidente de facto de Brasil en el marco de la Operación Lava Jato, generó un fuerte impacto mediático y político en la nación suramericana.

El expresidente de facto de Brasil, Michel Temer, fue detenido este jueves en Sao Paulo en el marco de la megacausa judicial por corrupción conocida como Operación Lava Jato.

LEA TAMBIÉN:

Popularidad de Bolsonaro se desploma desde que asumió el poder

Junto al exmandatario que impulsara el golpe institucional contra Dilma Rousseff en 2016, también fueron puestos a la orden de la Justicia su mano derecha, Wellington Moreira Franco, exministro de Minas y Energía, y el coronel João Baptista Lima Filho, amigo personal de Temer.

El pedido de prisión preventiva fue emitido por el juez de la séptima División Federal Criminal de Rio de Janeiro, Marcelo Bretas, y según trascendió en la prensa brasileña estaría relacionado con el pago de coimas de parte de un ejecutivo de la empresa contratista del Estado, Engevix. La Fiscalía, en su pedido de prisión acatado por Bretas, calificó al expresidente como "jefe de organización criminal".

Temer, quien dejó el poder a principios de año y perdió sus fueros de inmunidad, debe enfrentar al menos diez denuncias por corrupción ante la Justicia brasilera. Cinco de ellas iniciadas durante su periodo al frente de la jefatura de Estado y recientemente activadas en la primera instancia del fuero federal, y otras cinco autorizadas por el juez Luís Roberto Barroso en 2019.

En el pasado la Fiscalía llegó a solicitar la apertura de un juicio político contra Temer por lavado de dinero y sobornos, pero este fue salvado en sucesivas oportunidades por sus alianzas en el Congreso.

¿Qué hay detrás del encarcelamiento de Temer?

El arresto del expresidente, de alto impacto mediático y político en Brasil, se produce justo en el momento en que la popularidad del actual mandatario, Jair Bolsonaro, se desploma a raíz de una crisis política en su gabinete de Gobierno, tras acusaciones de corrupción que salpican al Partido Social Liberal (PSL) y fuertes críticas en torno a la posibilidad de la operación de las fuerzas armadas de Estados Unidos (EE.UU.) de la base militar de Alcántara.

La aprobación de la gestión de Bolsonaro cayó 16 puntos, entre enero y marzo, reveló este miércoles un sondeo del Instituto Brasileño de Opinión (Ibope).

La detención de Temer llega asimismo en un contexto de puja y tensiones entre los magistrados al frente de la Operación Lava Jato y el Supremo Tribunal Federal (STF) que recientemente determinó una serie de limitaciones a la megacausa al establecer que los delitos de financiación espuria de campañas políticas son competencia de la Justicia Electoral.

También el STF frenó una iniciativa conjunta del Ministerio Público y el departamento de Justicia de EE.UU. que implicaba dotar de ingentes recursos provenientes de Petrobras a la Fundación Lava Jato.

Por otra parte, la prisión preventiva se produce cuando la figura del actual ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sergio Moro, quien en su momento lideró las investigaciones del Lava Jato y ordenó la prisión de Lula, aparece fuertemente desgastada tras sostener un enfrentamiento abierto con el presidente de la cámara de Diputados, Rodrigo Maia.

Moro y el titular de la cámara baja se cruzaron por un paquete de leyes contra la criminalidad que impulsa la cartera de Justicia, y que busca autorizar prácticas de tortura y darle amplias licencias a los efectivos policiales, entre otros polémicos puntos.

El Congreso se enfoca actualmente en otro controvertido proyecto de reforma previsional que implica un importante ajuste y eleva las edades de jubilación.

Lava Jato intenta recuperar iniciativa política

En este marco, tras los reveses de Moro y el recorte de las competencias de la Operación Lava Jato que estableció el STF, los jueces involucrados en la que es considerada la mayor investigación de corrupción de la historia de Brasil buscan recuperar la iniciativa y el poder, señalan varios analistas en la nación suramericana.

A través de distintas prácticas de autoritarismo judicial que estos magistrados aplican desde el inicio de las causas en 2014, se logró la concreción del golpe institucional de 2016 y la posterior detención arbitraria y cercenamiento de los derechos políticos del líder del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inácio Lula da Silva, que allanó el camino para la llegada de la ultraderecha al Palacio de Planalto.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.