• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Luiz Inácio Lula Da Silva permanece detenido en la sede de la Policía Federal de Curitiba desde abril de 2018.

Luiz Inácio Lula Da Silva permanece detenido en la sede de la Policía Federal de Curitiba desde abril de 2018. | Foto: El Cronista

Publicado 8 enero 2019

El abogado defensor Cristiano Zanin Martin exigió la nulidad del caso y denunció irregularidades en el proceso judicial contra Lula.  

La absolución del expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, fue solicitada este martes por su defensa ante la falta de pruebas fehacientes en las acusaciones por supuestos actos de corrupción en su contra, tras cumplir nueve meses detenido en la Policía Federal de Curitiba. 

El abogado defensor Cristiano Zanin Martin exigió la nulidad del expediente y denunció irregularidades en el proceso judicial, entre las que destacan, la imparcialidad del juez que emitió la condena, Sérgio Moro, quien ahora integra el gabinete del mandatario Jair Bolsonaro

"Solicitamos la nulidad del proceso con base a la ausencia de imparcialidad (...) La inocencia quedó demostrada cuando aceptó ser ministro de Bolsonaro. Lula sigue siendo visto como un enemigo", afirmó Martin. 

Asimismo, subrayó que la parte defensora ha reiterado la inocencia de Lula con pruebas concisas, como un documento de 1.643 páginas que fue entregado a la juez federal de Curitiba, Gabriela Hardt. 

Lula fue condenado a 12 años y un mes de prisión por supuestamente recibir  sobornos, blanqueo de capitales y otros delitos que no han sido probados por los tribunales del país. 

Las inconsistencias

De acuerdo con los abogados de Lula, existen puntos claves explicados ante el Tribunal Federal que demuestran las inconsistencias del caso contra el líder del Partido de los Trabajadores (PT). 

1. Lula no tenía control sobre las empresas estatales que gozaban de autonomía institucional.

2. Las cifras de la Procuraduría General de la República de Brasil y de la Policía Nacional demuestran la lucha contra la corrupción política y lavado de dinero que ejerció Lula durante su gestión (2003-2010).

3. Los informes sobre las supuestas licitaciones en Petrobras son calificados como aislados e inconsistentes. 

4. Las empresas privadas implicadas como OAS y Odebrecht afirmaron no recibir ventaja directa o indirecta para la construcción de obras públicas durante el mandato de Lula.

5. De las 100 personas interrogadas (acusadores e informantes), ninguno señaló a Lula como implicado en los hechos.  

>> Carta de Lula: El 2019 debe ser el año de la defensa del pueblo brasileño


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.