• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La designación de Nunes será publicada este viernes en el Diario Oficial de la Unión.

La designación de Nunes será publicada este viernes en el Diario Oficial de la Unión. | Foto: Brazilian Report

Publicado 1 octubre 2020


Blogs



El juez católico cuenta con 15 años de experiencia y un amplio curriculum de decisiones contra los pueblos indígenas.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció este jueves que el juez, Kassio Nunes Marques, del Tribunal Regional Federal de la Primera Región (TRF-1) será el sustituto del ministro del Supremo Tribunal Federal (STF), Celso de Mello.

LEA TAMBIÉN:

Bolsonaro critica a Biden por declaraciones sobre la Amazonía

La designación de Nunes será publicada este viernes en el Diario Oficial de la Unión y deberá asumir el cargo tras pasar por un año sabático y la aprobación del Senado, según lo establecido por la Constitución.

Mello informó a la presidencia del STF que se retirará el próximo 13 de octubre luego de mantenerse como ministro del ente durante 31 años y ser su decano desde el año 2007.

Desde julio de 2019 Bolsonaro dijo que nombraría a un ministro "terriblemente evangélico" para una de las dos vacantes que quedarían disponibles durante su mandato, puesto que el ministro Marco Aurélio Mello se jubilará en julio de 2021.

¿Quién es Kassio Nunes Marques?

Marques es un abogado católico de 15 años de experiencia que formó parte de la Comisión Nacional de Derecho Electoral y Reforma Política del Colegio de Abogados de Brasil (OAB), en Piauí y también fue juez del Tribunal Regional Electoral del estado.

Se incorporó al TRF-1 en 2011, una vez que la entonces presidenta del país, Dilma Rousseff, lo eligiera para ocupar una de las vacantes profesionales habilitadas.

Curriculum del juez Marques

En septiembre de 2019 el juez revocó una decisión preliminar de otro magistrado de primera instancia, quien determinó sacar a 2.500 residentes no indígenas del territorio indígena Jarudore, donde vive la etnia Bororo, en Poxoréu, estado Mato Grosso.

El Ministerio Público, favorable al retiro, argumentó que los Bororo fueron “expulsados ​​de sus tierras por sucesivos actos del estado de Mato Grosso" y "abandonados por el Poder Público Federal, que poco o nada hizo por proteger su territorio tradicional”.

Marques consideró que "las consecuencias del desalojo forzoso de más de 2.000 personas, identificadas como no indígenas, son sustancialmente más dañinas que las derivadas del mantenimiento de una situación que ha durado al menos 55 años”.

El juez también cuestionó el "derecho natural" de los indígenas al territorio, alegando que reconocer esto sería “aceptar la existencia de una especie de Ley Natural que se superpone a todo el ordenamiento jurídico, incluida la propia Constitución”.

Un año antes, Marques revocó otra decisión de primera instancia que suspendía el registro en Brasil de plaguicidas a base de glifosato, debido a la sospecha de que dicha sustancia produce serios daños a la salud humana como el cáncer.

La decisión recibió el beneplácito del entonces ministro de Agricultura, Blairo Maggi, quien tuvo que disculparse en las redes sociales al reconocer que el fallo todavía no era oficial.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.