• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El presidente, Jair Bolsonaro, afecta con su decisión al sector evangélico, uno de los principales aliados de su gestión.

El presidente, Jair Bolsonaro, afecta con su decisión al sector evangélico, uno de los principales aliados de su gestión. | Foto: Reuters

Publicado 14 septiembre 2020


Blogs



Las deudas que deben pagar las iglesias se calculan en 1.000 millones de reales (unos 180 millones de dólares). 

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, vetó este lunes de forma parcial una propuesta aprobada por el Congreso que perdonaba deudas tributarias de las iglesias, valoradas en millones de dólares, aunque aclaró que estaba a favor de la decisión de los legisladores.

LEA TAMBIÉN: 

Presidente del STF de Brasil es diagnosticado con Covid-19

Las deudas calculadas en 1.000 millones de reales (aproximadamente 180 millones de dólares) representan montos acumulados que deben pagar las iglesias de diversas religiones, aunque la mayor cantidad corresponde a las evangelistas. 

Cabe destacar que las iglesias evangelistas son parte de la base política que apoya el Gobierno del líder ultraderechista, por lo que pese al veto, el mandatario se mostró favorable a la no tributación de los templos. 

Tal es así, que este domingo, calificó en su cuenta oficial de Twitter de "absurdas" las multas a las iglesias,  en alusión a los impuestos que deben pagar. Igualmente pidió al Congreso no tuviera en cuenta su propia decisión para mantener su anterior postura, lo que da a entender que se vio forzado a firmar el veto. 

Miembros del Gobierno brasileño reconocen que de no firmar el veto, el mandatario brasileño podría incurrir en "crimen de responsabilidad", delito contemplado en la Constitución, ante el cual se justificaría la apertura de un juicio político y posible destitución. 

De acuerdo con el medio de prensa Folha de Sao Paulo, desde el sector evangélico han considerado la decisión como una "traición" de Bolsonaro. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.