• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
España, como medida recíproca, expulso a tres miembros de la representación boliviana en Madrid.

España, como medida recíproca, expulso a tres miembros de la representación boliviana en Madrid. | Foto: Reuters

Publicado 30 diciembre 2019


Blogs



El Gobierno de México considera que la medida de la presidenta de facto de Bolivia responde más a intereses políticos que diplomáticos.

Los Gobiernos de México y España se pronunciaron sobre la decisión del Gobierno de facto de Bolivia de expulsar a personal diplomático de ambos países, tras un incidente en la residencia de la representante mexicana, donde permanecen nueve funcionarios de la administración del presidente constitucional, Evo Morales.

LEA TAMBIÉN:

Bolivia expulsa a diplomáticos de México y España

El Gobierno de México consideró que la medida, instrumentada por la presidenta de facto, Jeanine Áñez, responde más a intereses políticos que diplomáticos, mientras España, como medida recíproca, expulso a tres miembros de la representación boliviana en Madrid.

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México emitió un comunicado en el que considera que la decisión de declarar persona no grata a la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, es de “carácter político” e instruye a la funcionaria regresar con “el fin de resguardar su seguridad e integridad”.

En La Paz, la presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, consideró que no fue apropiada la decisión tomada desde el Ejecutivo de declarar personas no gratas a la embajadora de México y a miembros del cuerpo diplomático de España.

"Lamentable, yo veo con mucha preocupación la decisión que ha tomado la presidenta en torno a dar 72 horas a estas dos embajadas que han ayudado mucho a la pacificación del país (...). Creo que es importante que la señora Áñez tome en cuenta su declaraciones y repensar su posición", indicó Copa.

El diputado federal mexicano Mario Delgado indicó que el gobierno golpista de Bolivia expulsó arbitrariamente a nuestra embajadora María Teresa Mercado, quien siempre actuó apegada al derecho internacional. 

Resulta condenable esta acción que deja en evidencia una vez más a un gobierno ilegitimo, autoritario y represor, indicó Delgado en su cuenta de Twitter.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard reconoció la valiosa actuación de la embajadora Mercado en Bolivia,quien ha cumplido cabalmente representando a México y su causa en favor del asilo y la paz.

"Será siempre timbre de orgullo su entereza y apego a la mejor tradición de política exterior de nuestro país", indicó.

En otro tuit, el canciller indicó: "Daremos todo el apoyo al personal que estará al frente de nuestra embajada en La Paz Bolivia, encabezados por la Consejera Ana Luisa Vallejo".

Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado, calificó como un exceso diplomático, la decisión de declarar a María Teresa Mercado, embajadora de México en Bolivia, como persona non grata.

Señaló “que la falta de argumentos y el aislamiento internacional de este gobierno de facto les lleva a cometer excesos diplomáticos”.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara Alta afirmó que ésta es una mala señal para la convivencia y el respeto al derecho internacional.

“Ante estos actos de hostilidad la mayoría legislativo en el Senado respaldan nuestra representante diplomático en Bolivia. Hacemos votos para que retorne la cordura y el entendimiento bilateral”.

Para Minerva Citlalli Hernández Mora, política y activista social mexicana, la determinación de la presidenta Jeanine Áñez es una vileza. Reconoce el trabajo hecho por la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado a quien le agradece por sus servicios.

El Gobierno español ha respondido a las expulsiones de miembros de la delegación diplomática española en La Paz con la expulsión de tres diplomáticos bolivianos destinados en Madrid. La respuesta es una medida de reciprocidad habitual en este tipo de casos.

A través de un comunicado el Gobierno español ha rechazado "tajantemente las acusaciones del Gobierno interino Boliviano" al tiempo que recuerda las "relaciones estrechas de amistad y solidaridad con el país y el pueblo hermano de Bolivia".

"España rechaza tajantemente cualquier insinuación sobre una supuesta voluntad de injerencia en los asuntos políticos internos de Bolivia", y califica tal acusación como una "calumnia dirigida a dañar nuestras relaciones bilaterales con falsas teorías conspiratorias"


La embajadora Mercado agradeció las muestras de apoyo del canciller mexicano Ebrard en un tuit


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.