• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La campaña internacional por la eliminación del bloqueo moviliza cada vez más a un mayor número de amigos de Cuba y su Revolución.

La campaña internacional por la eliminación del bloqueo moviliza cada vez más a un mayor número de amigos de Cuba y su Revolución. | Foto: Prensa Latina

Publicado 3 febrero 2021


Blogs



Con la aplicación de sus medidas genocidas, la Casa Blanca viola derechos fundamentales de los cubanos.

Este 3 de febrero se cumplen 59 años desde que el presidente estadounidense John F. Kennedy firmó la orden ejecutiva 3447, mediante la cual inició formalmente el bloqueo económico, comercial y financiero del Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) contra Cuba.

LEA TAMBIÉN: 

Presidente Díaz-Canel: El bloqueo carece de justificación política, jurídica y moral

Se trata del acto de genocidio más extenso que se recuerde. Seis presidentes republicanos y cinco demócratas se han enfrascado, sin éxito en asfixiar la economía cubana y quebrar la unidad y la resistencia del pueblo y su Revolución.

El bloqueo viola derechos fundamentales de la población y es el mayor obstáculo al desarrollo de Cuba, que lo denuncia en todas las tribunas por su intención criminal, carácter unilateral y aplicación extraterritorial.

Medidas más agresivas contra Cuba

El informe más reciente sobre las afectaciones del bloqueo a Cuba abarca de abril de 2019 a marzo de 2020, periodo en que el bloqueo ocasionó a Cuba daños por más de 5.570 millones de dólares.

Este lapso estuvo contextualizado por la adopción de medidas muy agresivas por la Administración de Donald Trump.

Medidas de Donald Trump contra Cuba
En cuatro años de gestión, la Administración de Donald Trump impuso más de 240 medidas contra Cuba. Foto: Cubadebate

Entre otras, se activó el Título III de la Ley Helms-Burton y se permitieron demandas en los tribunales estadounidenses para quitar a Cuba propiedades legítimamente nacionalizadas.

También se emitieron alertas para desestimular a los ciudadanos de EE.UU. a viajar a Cuba bajo pretexto de supuestos incidentes de salud, se prohibieron los viajes de cruceros y fueron suspendidos los viajes educacionales.

Washington limitó el monto de las remesas que se pueden enviar a Cuba a 1.000 dólares por trimestre, se suspendieron las remesas no familiares y se prohibieron los envíos desde terceros países a través de la empresa Western Union.

Además, el Departamento de Estado creó la Lista de Entidades Cubanas Restringidas (incluía 231 empresas hasta mediados de 2020) para obstaculizar el comercio exterior y la exportación de bienes y servicios.

Estas y otras medidas se complementaron con penalizaciones impuestas por la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC, por su sigla en inglés) por valor de 2.403 millones 985.125 dólares a entidades estadounidenses y de terceros países.

Consecuencias en algunos sectores

Dada su alta necesidad de importaciones, ningún sector de la economía cubana escapa de los efectos del bloqueo.

De abril de 2019 a marzo de 2020 se incrementó la persecución de EE.UU. a productores, navieras, buques y otros actores económicos vinculados a la venta de combustibles a Cuba, con el consiguiente déficit de este recurso.

Solo en 2019 fueron penalizadas 53 embarcaciones y 27 compañías. También arreció el hostigamiento a operaciones para captar ingresos.

Entre abril de 2019 y marzo de 2020, las pérdidas en la producción y los servicios ascendieron a 610.2 millones de dólares. Esta cifra supera 7.7 veces la registrada en la etapa anterior a causa de las agresivas medidas de la Casa Blanca.

Debido a la cancelación de operaciones comerciales, acciones de cooperación y proyectos de inversión extranjera, las afectaciones en el comercio exterior sumaron 3.013 millones 951.129 dólares.

En el caso del turismo, el daño económico ascendió a 1.888 millones 386.675 dólares en esferas relacionadas con los viajes, los servicios, los aseguramientos logísticos y otras actividades.

La industria biofarmacéutica cubana, reconocida mundialmente por la creación de novedosos medicamentos, sufrió pérdidas estimadas en 161 millones de dólares, y vio afectados sus procesos de investigación, desarrollo y producción.

En la alimentación y agricultura, entre abril de 2019 y marzo de 2020 se contabilizan daños de 428 millones 894.637 dólares. Las empresas cubanas invierten miles de dólares más adquiriendo en mercados distantes insumos que podrían comprar en EE.UU. a precios ventajosos.

Bloqueo arreciado pese a la pandemia

En este periodo, el sector de la salud tuvo pérdidas por valor de 160 millones 260.880 dólares. En casi seis décadas, los daños suman 3.074 millones 033.738 dólares.

Cuba no puede acceder a tecnologías médicas de procedencia estadounidense o con más de un 10 por ciento de componentes provenientes de ese país, ni para diagnóstico ni para tratamientos.

También se ha privado a la Isla de acceder a insumos necesarios para hacer frente a la Covid-19 y salvar vidas.

En marzo de 2020, la compañía china Alibaba no pudo enviar a territorio cubano un donativo de ventiladores pulmonares mecánicos, kits de diagnóstico, mascarillas y otros insumos. El transportista contratado alegó que su principal accionista es una sociedad estadounidense.

Asimismo, las compañías suizas IMT Medical AG y Acutronic Medical Systems AG pretextaron las sanciones del bloqueo para negarse a entregar a Cuba ventiladores pulmonares mecánicos de alta tecnología, esenciales para tratar a pacientes de Covid-19.

En paralelo, ante el temor a represalias, ha decrecido la cifra de proveedores que usualmente vendían insumos médicos a la Mayor de las Antillas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.