• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
A pesar de que la salida de Estados Unidos del tratado fue unilateral, el presidente Joe Biden afirmó que no retiraría las sanciones hasta que Teherán vuelva a negociar

A pesar de que la salida de Estados Unidos del tratado fue unilateral, el presidente Joe Biden afirmó que no retiraría las sanciones hasta que Teherán vuelva a negociar | Foto: EFE

Publicado 7 febrero 2021


Blogs



El Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA) fue firmado en 2015 y levantaba las sanciones impuestas a Irán

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró este domingo que Washington no levantará las sanciones contra Irán a menos que Teherán deje de enriquecer uranio. De esta forma, el mandatario ha querido responder al líder supremo del país persa, el ayatolá Alí Jameneí, que poco antes advirtió a EE.UU. que debe "levantar por completo", no solo con palabras o sobre papel las restricciones antes de que la República Islámica vuelva a acatar sus compromisos del acuerdo nuclear internacional.

LEA TAMBIÉN:

Irán exige que EE.UU. elimine sanciones para regresar al JCPOA

En una entrevista, la presentadora por Norah O´Donnell le preguntó a Biden si EE.UU. levantaría primero las sanciones para que Irán vuelva a la mesa de negociaciones, a lo que el dignatario respondió negativamente.

Interpelado sobre si Teherán debería dejar primero de enriquecer uranio, le nuevo mandatario respondió afirmativamente.

Firmado en 2015 por Teherán y el Grupo 5+1 que incluye a Reino Unido, Francia, Rusia, Estados Unidos, y Alemania, el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), el tratado levantaba las sanciones a la República Islámica a cambio de que se limitara su programa nuclear.

En cambio, el expresidente Donald Trump sacó a su país del pacto en 2018, por lo que las penalizaciones regresaron. Irán comenzó el mes pasado a enriquecer uranio a una pureza del 20 por ciento, al tanto que el acuerdo solo permite un 3,67 por ciento.

En la entrevista, Biden se refirió también a China, otro de sus grandes desafíos en política exterior. Indicó que, aunque no ha conversado con su homólogo chino, probablemente pase más tiempo conversando con él que con ningún otro líder mundial.

Añadió que, si bien la competencia entre ambas naciones será extrema, no es necesario tener un conflicto, asegurando que en lo que deben centrarse es en el cumplimiento de "las normas internacionales”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.