• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Belice se convirtió en la cuarta nación de la región y el segundo de América Central en librarse de la enfermedad en los últimos cinco años.

Belice se convirtió en la cuarta nación de la región y el segundo de América Central en librarse de la enfermedad en los últimos cinco años. | Foto: paho

Publicado 22 junio 2023 (Hace 17 horas 25 minutos)



Blogs


Belice, en las últimas tres décadas, ha logrado una reducción drástica de su carga de malaria o paludismo, de unos 10.000 casos en 1994 a cero reportes autóctonos en 2019.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) certificó este miércoles a Belice como territorio libre de malaria, tras más de 70 años de esfuerzos por parte de las autoridades gubernamentales y sanitarias del país por erradicar dicha enfermedad.

LEA TAMBIÉN: 

Países de América Latina y el Caribe acuerdan acciones contra la inflación

El director general de la OMS, Tedros Adhanom, felicitó al pueblo y gobierno de Belice y a su red de asociados locales y globales por este logro, considerándolo otro ejemplo de cómo con las herramientas y el enfoque adecuados se puede idealizar un futuro sin malaria.

Belice es el tercer país certificado este año como libre de malaria, tras la certificación de Azerbaiyán y Tayikistán en marzo pasado. La OMS les ha otorgado el reconocimiento a 42 países y un territorio, de ellos 11 en el continente americano.

Belice se convirtió en la cuarta nación de la región y el segundo de América Central en librarse de la enfermedad en los últimos cinco años, tras Paraguay, Argentina y El Salvador, afirmó el director de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa.

Belice, en las últimas tres décadas, ha logrado una reducción drástica de su carga de malaria o paludismo, de unos 10.000 casos en 1994 a cero reportes autóctonos en 2019.

Expertos señalan que el éxito se debe a una fuerte vigilancia epidemiológica, el acceso al diagnóstico y métodos eficaces de control de vectores, incluidos mosquiteros tratados con insecticidas y fumigación de interiores.

Así como, el decisivo papel desempeñado por los trabajadores comunitarios de la salud en el diagnóstico y el tratamiento oportunos.

En el año 2015, Belice reorientó su programa de lucha contra la malaria para centrarse en mejorar la vigilancia entre las poblaciones de alto riesgo. Esto permitió dirigir las intervenciones y los recursos disponibles a las zonas prioritarias, incluso durante la pandemia de la Covid-19.

Belice, con este logro, contribuye a la Iniciativa de la OPS para la eliminación de enfermedades, que pretende exterminar en la región más de 30 padecimientos transmisibles para 2030, incluida la malaria.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.