• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El nuevo Gobierno sirio, instalado tras las elecciones parlamentarias de julio, tiene por delante el reto de la reconstrucción del país.

El nuevo Gobierno sirio, instalado tras las elecciones parlamentarias de julio, tiene por delante el reto de la reconstrucción del país. | Foto: EFE

Publicado 3 septiembre 2020


Blogs



Bashar Al-Assad abordó los desafíos que tiene el país y el nuevo Consejo de Ministros que tomó posesión el jueves.

El presidente de Siria, Bashar Al-Assad, tomó juramento constitucional al nuevo gabinete presidido por él en una ceremonia llevada a cabo en Damasco este miércoles en la cual esbozó los desafíos fundamentales que tiene por delante el flamante gobierno.

LEA TAMBIÉN: 

Presidente sirio formaliza un nuevo Gobierno

En el acto de juramentación, el mandatario sirio expresó que lo logrado en relación con la corrupción es "muy importante, pero no significa que sea suficiente, ni tampoco que hayamos pasado por etapas largas. El camino por recorrer es todavía muy largo".

Para remarcar su posición, el presidente sirio destacó el papel de los medios de comunicación tanto tradicionales como electrónicos en desvelar los casos de corrupción a través de investigaciones y documentos para no dar lugar a los rumores.

Durante una reunión que sostuvo el mandatario con los nuevos ministros tras el acto de juramentación, Al-Assad señaló que "implementar el proyecto de reforma administrativa es una prioridad porque la institución sana depende de la administración sana y adecuada".

 

De igual forma, indicó que el Consejo Judicial Supremo debe asumir su papel mediante el endurecimiento de las sanciones cuando haya violación de las leyes que perjudique los intereses de los ciudadanos.

Otro de los desafíos abordados por el presidente es la hostilidad estadounindese sobre la cual dijo que la mejor forma para hacer frente al bloqueo es "apoyar la producción en general, y la agricultura en el primer lugar", y acotó "podemos lograr la seguridad alimentaria y esto significa reforzar el factor más importante de resistencia".

Siria enfrenta una década de guerra contra grupos terrirostas que pretenden derrocar al Gobierno de Al Assad, con el respaldo de actores extranjeros. En medio de los intentos por recobrar la paz, Siria ha impulsado reformas de orden económico y político, las cuales incluyen la elaboración de una nueva Constitución.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.