• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Argentina y Chile regresan hoy a sus países con una victoria bajo el brazo. Desde ahora en más el fútbol femenino se desarrollará bajo un nuevo paradigma.

Argentina y Chile regresan hoy a sus países con una victoria bajo el brazo. Desde ahora en más el fútbol femenino se desarrollará bajo un nuevo paradigma. | Foto: Reuters

Publicado 21 junio 2019

La batalla contra la misoginia y el machismo fue una conquista de dos equipos con una trayectoria en común.

El jueves fue un día de malas noticias para las selecciones latinoamericanas de Argentina y Chile aquí en Francia. Las albicelestes necesitaban una serie de resultados para acceder a los octavos de final por primera vez en su historia y, después de una remontada histórica ante Escocia (pasaron de estar 3-0 abajo a ponerse 3-3) se quedaron afuera cuando conocieron el resultado de Camerún, que se impuso por 2 a 1 ante Nueva Zelanda.

LEA TAMBIÉN:
Francia 2019 ya conoce a las 16 mejores selecciones del mundo

Chile, por su parte, regresa con un sabor amargo: logró su primera victoria en su debut en este torneo al ganarle 2 a 0 a Tailandia y quedó a un paso de avanzar a la siguiente ronda. El sueño se terminó con un penal: Francisca Lara tuvo en sus pies la posibilidad de hacer historia, pero su disparo pegó en el travesaño.

Sin embargo, ambas selecciones lograron una conquista histórica que trasciende la pelota. La batalla contra la misoginia y el machismo fue una conquista de dos equipos con una trayectoria en común.

Tanto Argentina como Chile estuvieron dos años sin competir por el abandono de sus federaciones -la AFA y la ANFP- que no las tuvieron como prioridad: no les armaron calendarios de partidos ni les ofrecieron espacios de entrenamiento. Las futbolistas tuvieron que regresar del olvido: lo hicieron por ellas mismas pero también por todas las niñas que desean jugar al fútbol. Para que los prejuicios y los estigmas ya no existan más.

Las jugadoras chilenas se organizaron en un sindicato. Desde esa plataforma presionaron a la ANFP. Las argentinas concretaron una huelga y armaron una foto colectiva a modo de protesta. Estuvieron aquí en Francia, donde también demostraron sus condiciones. La albiceleste consiguió su primer punto en un Mundial al empatar contra Japón -una potencia en este deporte-, se plantaron ante Inglaterra, la número tres del ranking, y empataron contra Escocia.

En su país, un millón y medio de personas miraron el partido por televisión. Estas jugadoras construyeron una identidad: son reconocidas por sus nombres propios -algo que también reclamaban- e incluso hubo argentinos que viajaron kilómetros de distancia para mirar sus partidos aquí en Francia.

“Es sólo el final de un comienzo. Nos vamos con la cabeza en alto porque a pesar de todo notamos el cambio, ese cambio que vinimos a buscar”, declaró la mediocampista Lorena Benítez.

Chile, por su parte, ganó su primer partido en un Mundial, en un grupo en el que enfrentó a dos potencias, Estados Unidos y Suecia. La Roja también enamora a un público que ya dejó en claro que quiere ver fútbol femenino. Cuando organizaron la Copa América miles y miles de espectadores se acercaron a alentar a su selección.
Aquí, el partido contra Estados Unidos fue una fiesta en el Parque de los Príncipes. El himno chileno, entonado por una multitud, emocionó a quienes estuvieron allí.

"Queríamos pasar y estuvimos muy cerca. Fallamos un penal. Lamentablemente no se pudo y estoy contenta por la arquera rival. Esto es el principio de algo bueno para el fútbol femenino de Chile. Esperamos progresar. Hay harto talento en nuestro país", declaró la arquera Christiane Endler, la gran figura de este equipo durante esta Copa del Mundo.

La portera del PSG francés se refirió también al triunfo obtenido contra el sexismo: "Por mucho tiempo, el fútbol no era visto como un deporte para mujeres. Nosotras estamos tratando de cambiar esto. Ahora sentimos el apoyo de la gente y ellos disfrutan vernos jugar", dijo.

Argentina y Chile regresan hoy a sus países con una victoria bajo el brazo. Desde ahora en más el fútbol femenino se desarrollará bajo un nuevo paradigma.

En este torneo queda ahora un equipo sudamericano, Brasil, que este domingo  tendrá un desafío difícil: intentará avanzar a los cuartos de final frente a Francia, la selección local y una de las favoritas a llevarse el trofeo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.