• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La relación de Argentina con el FMI inició en 1957, cuando la dictadura militar solicitó 75 millones de dólares.

La relación de Argentina con el FMI inició en 1957, cuando la dictadura militar solicitó 75 millones de dólares. | Foto: EFE

Publicado 10 mayo 2018

El financiamiento solicitado por Argentina dispone el cumplimiento de varias condiciones, entre ellas un paquete de reformas estructurales.

El Gobierno argentino solicitó este miércoles al Fondo Monetario Internacional (FMI) iniciar negociaciones para acceder a financiamiento, pero el desembolso está sujeto a ciertas condiciones, la mayoría relacionadas con ajustes a sus políticas sociales.

Después de la reunión del jueves con la directora del FMI, Christine Lagarde, el ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne, declaró que habían pedido un préstamo de alto acceso, comenzando así una nueva etapa de ajustes estructurales para Argentina.

"Hemos pedido que se considere para Argentina un acuerdo Stand-By de alto acceso", señaló Dujovne.

¿Qué implica un acuerdo Stand By?

De todos los créditos que Argentina podía solicitar al FMI, el negociado (el Stand-By) es uno los más inflexibles en plazos y en cuanto a condiciones, pues impone el cumplimiento de una serie de metas cuantitativas y cualitativas para que se pueda realizar cada desembolso.

Este tipo de crédito se caracteriza por condiciones que van ligadas a la reducción del déficit fiscal y a medidas de ajuste impuestas a los Gobiernos que solicitan este tipo de crédito.

La decisión de Macri de volver al FMI, tal como lo hicieron en su momento el expresidente Fernando de la Rua y su exministro de Economía Domingo Cavallo, pone en riesgo la inversión previsional, es decir, el ajuste a las jubilaciones y la flexibilización laboral.

Además, pudiese significar más recorte al gasto público, que se traduce en desmejoras para el sistema de salud, educación y salario de los trabajadores.

Fuente: EFE

>> Cámara de Diputados de Argentina busca frenar aumento de tarifas públicas

Pese a la medida tomada por el Gobierno macrista, en Buenos Aires el dólar no ha parado de subir y este viernes se cotiza en 24,15 pesos argentinos.

La polémica decisión de Macri de solicitar al menos 30.000 millones de dólares al FMI ha generado la crítica de miles de argentinos, que reconocen en la medida un golpe a la población, que se suma a la inflación, al aumento de los servicios básicos y otras políticas de la actual gestión. 

>>  ¿Qué consecuencias traería para Argentina un pacto con el FMI?

El pacto con el FMI es considerado por los diferentes sectores de la sociedad argentina como un retorno las políticas ajustes que en 2001 llevaron a la crisis argentina y la profundización de las políticas neoliberales.

 

Desde hace dos semanas el peso argentino viene con una tendencia a la devaluación, mientras que ningunas de las medidas anunciadas por el Gobierno de Macri han sido suficientes para frenar la corrida cambiaría que está afectando la economía de la nación suramericana.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.