• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La basílica Santa Sofía, joya de la arquitectura bizantina, es venerada por cristianos y musulmanes.

La basílica Santa Sofía, joya de la arquitectura bizantina, es venerada por cristianos y musulmanes. | Foto: Reuters

Publicado 10 julio 2020


Blogs



Diversas voces llaman a mantener ese monumento como símbolo universal de paz y diálogo interreligioso.

Turquía confirmó este viernes su determinación de convertir a la catedral-basílica de Santa Sofía en una mezquita, pese a los llamados por mantener ese monumento como símbolo universal de paz y conciliación interreligiosa.

LEA TAMBIÉN:

¿Cómo Latinoamérica y el Caribe combaten culturalmente la Covid-19?

En un discurso a la nación, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció que la primera oración musulmana en la mezquita se llevará a cabo el 24 de julio, y que los trabajos para reconvertir la basílica en espacio de culto para fieles del Islam llevarán seis meses, tras lo cual la entrada al sitio será gratuita para todos, incluidos los extranjeros y no musulmanes.

Fundada por el emperador cristiano Justiniano (483-565), Santa Sofía abrió sus puertas en el 537. Por más de 1.000 años se le consideró el templo más grande de la Cristiandad, pero tras la caída del Imperio bizantino (1453) se usó como mezquita.

 

A su vez, el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, comentó que la joya de Estambul, como también la llaman, es "propiedad de los otomanos y se usó como mezquita" con lo cual su estatus es un asunto soberano de Turquía.

En 1934, el fundador del Estado turco secular y moderno, Kemal Ataturk, convirtió en museo este singular edificio, incluido en 1985 en la Lista de Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Horas antes, el Consejo de Estado de Turquía (o Tribunal Supremo Administrativo) había anulado la resolución de 1934, a la que consideró ilegal, y con ello dio luz verde al proyecto.

 

Reacciones desde diversas partes del mundo

Tras el anuncio de Turquía, la Unesco dio a conocer que su Comité de Patrimonio Mundial revisará el estatus de Santa Sofía. Mediante una declaración, el organismo especializado precisó que los países deben comunicar "cualquier cambio en el estado de un sitio", y lamentó "que la decisión turca no haya sido objeto de diálogo ni de notificación previa”.

Agregó que esa decisión plantea cuestiones sobre las repercusiones del valor universal de Santa Sofía, venerada tanto por cristianos como musulmanes, y solicitó a las autoridades turcas "iniciar un diálogo sin demora" para evitar retrocesos en ese sentido.

Por su parte, el portavoz de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Vladímir Legoida, recordó que días atrás, al conocer sobre la intención de Turquía, el patriarca Kiril, jefe de dicha iglesia, había expresado que "el deber de cualquier Estado civilizado es preservar el equilibrio: reconciliar contradicciones en la sociedad en vez de agravarlas, contribuir a la unidad de las personas y no a su división".

También la ministra de Cultura de Grecia, Lina Mendoni, criticó el decreto firmado por Erdogan, al que calificó como "desafío abierto a todo el mundo civilizado". Para la funcionaria, esa decisión "acaba de retrasar al país seis siglos" y confirma que en Turquía "no existe una justicia independiente, lo que es consecuencia del poder presidencial".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.