• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El Presidente Afgano, Ghani, cumplió con lo acordado entre EE.UU. y los talibanes, al firmar la excarcelación de insurgentes presos.

El Presidente Afgano, Ghani, cumplió con lo acordado entre EE.UU. y los talibanes, al firmar la excarcelación de insurgentes presos. | Foto: EFE

Publicado 11 marzo 2020


Blogs



El indulto viene con la promesa escrita que los perdonados no regresarán al campo de batalla.

El presidente de Afganistán, Ashrak Ghani, firmó el decreto para excarcelar a 5.000 prisioneros talibanes de manera escalonada, uno de los acuerdos alcanzados entre el Gobierno de Estados Unidos y los insurgentes afganos, al cual se habían opuesto las autoridades del país asiático.

LEA TAMBIÉN:

Tropas de EE.UU. inician retirada de Afganistán en primera fase

Ghani firmó el documento este 10 de marzo cuando vencía el plazo impuesto por los talibanes como un gesto de buena voluntad para las próximas negociaciones entre el Gobierno de Kabul y el Talibán.

Sin embargo, los talibanes se opusieron a que la liberación sea por partes, y exigieron que sean excarcelados los 5.000 prisioneros en una sola ronda.

Para los talibanes, el intercambio de presos, que figura en el acuerdo firmado en Doha, Catar el 29 de febrero pasado entre Washington y los talibanes, es un requisito imprescindible para la apertura de las negociaciones de paz.

El primer grupo de 1.500 reos insurgentes quedará en libertad a partir del próximo sábado a razón de 100 diarios y “en consideración de su edad, estado de salud y tiempo pendiente del cumplimiento de sentencia”, según el decreto.

"Los 5.000 prisioneros tienen que ser liberados al mismo tiempo", dijo Suhail Shahin vocero de los talibanes a la agencia de noticias AFP, asegurando que para ello serán necesarias "negociaciones interafganas", entre los insurgentes y el gobierno de Kabul. 

La orden de liberar a los presos se produce después que el ejército estadounidense inició el retiro de sus fuerzas en territorio afgano, tras el acuerdo de Doha, en el cual Washington se comprometió a abandonar Afganistán, mientras los talibanes disminuyen la violencia en el país.

Entre las tropas estadounidenses, 4.000 efectivos iniciaron la retirada este martes, y se esperan que sean 8.000 dentro de 135 días. En cuanto a la OTAN, se pactó su retirada dentro de 14 meses.

El representante especial de Estados Unidos por la paz de Afganistán, Zalmay Khalizad, pidió la cooperación entre el gobierno y los insurgentes para lograr un acuerdo que acabe con el conflicto y llamó al diálogo inmediato tras el cumplimiento de las últimas demandas preliminares para el mismo.

El llamado de Washington ocurre cuando Ghani se encuentra en una puja por el poder con su rival político, Abdulá Abdulá, que se autoproclamó como presidente este lunes al desconocer los últimos resultados electorales.

Esta contienda de poderes entre los dos líderes afganos podría poner en peligro los diálogos interafganos por la paz, y la liberación de los presos talibanes podría ser el último paso que necesita Ashraf Ghani para consolidarse en la presidencia.

Estados Unidos y el Talibán firmaron el sábado 29 de febrero un acuerdo de paz que busca poner fin a 18 años de derramamiento de sangre en Afganistán y permitir que las tropas estadounidenses regresen tras la guerra más larga librada nunca por Washington.

Además de la liberación de prisioneros se esperan garantías de ambas partes (del Gobierno de Kabul y los talibanes) para contener la violencia con el fin de alcanzar un acuerdo de paz realista y sostenible. Además Ghani deberá pedirle al Consejo de Seguridad de la ONU retirar a individuos talibanes de la lista de sancionados.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.