• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Invasión de la privacidad por parte del Gobierno canadiense ha suscitado preocupación entre los principales líderes políticos de Canadá. (Foto: Archivo)

    Invasión de la privacidad por parte del Gobierno canadiense ha suscitado preocupación entre los principales líderes políticos de Canadá. (Foto: Archivo)

Publicado 1 mayo 2014

El Gobierno canadiense ha obligado a las compañías telefónicas a que proporcionen información confidencial de sus usuarios, sin ninguna autorización judicial, con el pretexto de identificar "redes criminales y potenciales grupos terroristas", reveló la Comisaría sobre Privacidad de Canadá.

Las entidades que entregaron la información de sus usuarios, no revelaron qué tipo de datos pusieron al alcance de las agencias de seguridad, pese a la insistencia de la Comisaría de Privacidad.

Según los datos de la Comisaría, en 2011, las agencias gubernamentales recibieron, de tres de las 30 empresas telefónicas del país, datos confidenciales de 785 mil clientes. Las otras compañías no han informado de si han entregado los datos de los usuarios o no.

Esas cifras "serán reflejadas en estadísticas, para que los canadienses tengan idea del alcance del fenómeno", señaló la comisaria de Privacidad, Chantal Bernier.

Esta invasión de la privacidad por parte del Gobierno canadiense ha suscitado preocupación entre los principales líderes políticos de este país y ha sacado a la luz la falta de supervisión de este tipo de actividades por parte de las agencias de seguridad.

El monitoreo a los ciudadanos canadienses, llamado “metadatos”, se puso en práctica en el año 2005 por el gobierno anterior y fue suspendido tres años más tarde por la Corte Suprema de Justicia hasta ser renovado nuevamente en 2011 por orden del actual ministro de Defensa, Peter MacKay.

Este mecanismo es muy parecido a un programa de espionaje revelado recientemente en Estados Unidos, a través del cual las agencias de inteligencia recaban en secreto audios, vídeos, fotografías, correos electrónicos y documentos de servidores de nueve compañías proveedoras de Internet para vigilar los contactos y actividades de los usuarios.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.