• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Ríos Montt fue condenado a 80 años de prisión, sentencia que fue anulada por la corte Constitucional (Foto:Archivo)

    Ríos Montt fue condenado a 80 años de prisión, sentencia que fue anulada por la corte Constitucional (Foto:Archivo)

Publicado 14 mayo 2014

Las víctimas del dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, acusado por genocidio y crímenes de lesa humanidad, rechazaron este miércoles la resolución del Congreso de Guatemala donde niegan el genocidio contra los indígenas durante la dictadura.

"Esto es una burla a las víctimas, lo que quieren es mantener la impunidad para que no se conozca la verdad", reclamó Benjamín Gerónimo, representante de las víctimas que llevaron a juicio al exgeneral Efraín Ríos Montt acusado de genocidio y crímenes de lesa humanidad; sindicado como responsable de masacres en las que murieron miles de indígenas ixiles durante la guerra en Guatemala (1960-1996).

Gerónimo, sobreviviente del conflicto y a quien le asesinaron varios de sus familiares, dijo que analizan las acciones legales contra la decisión del Congreso, a la que se unirán otras organizaciones de derechos humanos.

De su parte, Diego Rivera, líder del Movimiento de víctimas del norte de Quiché, explicó que la decisión afecta y ofende a las víctimas que demandan justicia. "Deben elaborar leyes que favorezcan al pueblo y no los intereses particulares y mezquinos de algún diputado" reclamó Rivera.

"No se puede negar que hubo genocidio, nuestra prueba son las más de mil 771 osamentas de los que ellos mataron, ninguno puede ocultar que hubo masacres, esta es una actitud racista, parece que para ellos que se muera un indígena no tiene valor, ante la ley y ante Dios todos somos iguales", afirmó Rivera.

87 de los 111 diputados votaron a favor de la moción, seis más de los necesarios para la aprobación. El proyecto fue propuesto por el diputado Luis Fernando Pérez del partido de Ríos Montt (1982-1983).

Época de terror bajo la tutela de Washington

Como se recordará, el juicio a Ríos Montt y su exjefe de inteligencia, el general José Rodríguez, inició el 19 de marzo de 2013 por la matanza de mil 771 indígenas ixiles en el norte del país durante su gobierno de facto entre 1982 y 1983, en el marco de la guerra civil que vivió Guatemala (1960-1996).

Ríos Montt fue condenado, el 10 mayo de 2013 a 80 años de prisión por genocidio y crímenes de humanidad, sentencia que luego fue anulada por la corte Constitucional. El dictador recibió en su época de terror, el apoyo del expresidente Ronald Reagan, que consideró a Ríos Montt como un “hombre de gran integridad personal y compromiso (...) el cual quiere mejorar la vida de los guatemaltecos y promover la justicia social”.

Según un informe de Naciones Unidas, en el país hubo actos de genocidio entre 1981 y 1983 cuando el Ejército identificó a los indígenas como enemigos internos donde torturó, violó, desplazó, asesinó y masacró a miles de ellos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.