• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 24 abril 2014

Un año después de que más de mil 138 trabajadores murieran por el derrumbe de una fábrica textil en Bangladesh, se concentraron con flores y coronas en las calles principales de Daca, miles de manifestantes entre los que se encontraban algunos sobrevivientes del desastre y familiares de los caídos. Exigen a las compañías occidentales una indemnización por la muerte de sus familiares.

"Queremos una indemnización", "Muerte para los culpables", gritaron los manifestantes que reclamaron la pena de muerte para el propietario de la fábrica del complejo Rana Plaza y a su vez pidieron la ayuda del gobierno para encontrar los cuerpos de los fallecidos.

Mostrando la foto de su hija Sumi, quien trabajaba en uno de los talleres Minu Begum pidió entre sollozos el cuerpo de su hija, "así tendría un pequeño consuelo". Varios niños participaron en el desfile, con fotos de sus madres desaparecidas.

El derrumbe del Rana Plaza causó la muerte de mil 138 obreros y 2 mil heridos, revelando las condiciones de seguridad deplorables en los talleres y los bajos salarios.

"No se preocuparon de la seguridad de los talleres en los que se abastecían y ahora abandonan a los sobrevivientes y a las familias de quienes perdieron a los suyos", añadió Ineke Zeldenrust, de la organización Clean Clothes Campaign (Campaña Ropas Limpias) en un comunicado.

La catástrofe obligó a los distribuidores occidentales a realizar inspecciones de seguridad y al gobierno a aumentar el salario mínimo.

Continúa la impunidad

La ONG suiza Declaración de Berna denunció este jueves que más de la mitad de las grandes firmas de ropa aún no han cancelado las indemnizaciones a las víctimas.

Hasta el momento, las compañías han contribuido al fondo de compensación con sólo el 37,5 por ciento (15 millones de dólares) cuando el monto total del mismo se había fijado en 40 millones de dolares. Para la la coordinadora de sindicatos IndustriALL este monto es "tristemente insuficiente".

Con motivo del primer aniversario del derrumbe del edificio, las ONG y sindicatos denunciaron la actitud de 29 cadenas de distribución de ropa, entre ellos Benetton, Auchan, Mango o Carrefour, de quienes se sospecha subcontrataron su producción, en un momento u otro, en el Rana Plaza.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.