• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 11 mayo 2014

El Ministerio Público de Venezuela comunicó este domingo la privativa de libertad a 11 de los detenidos en los dos principales campamentos que la derecha venezolana mantenía instalados en varias urbanizaciones del este de la capital y que se habían convertido en focos generadores de violencia.

En total, cuatro campamentos fueron desmantelados por las fuerzas de seguridad en la madrugada del pasado jueves.

La Fiscalía de Venezuela precisó mediante un comunicado que a ocho de ellos se los acusa de "porte ilícito de arma de fuego, agavillamiento (asociación ilícita para delinquir), incitación a la desobediencia de las leyes, uso de adolescente para delinquir, obstrucción a la vía pública en grado de tentativa, daños violentos a la propiedad, tráfico en menor cuantía de drogas y detentación de sustancias incendiarias".

Para otros tres, dos hombres y una mujer, el Ministerio Público solicitó la libertad bajo fianza por estar "presuntamente involucrados en los delitos de detentación de sustancias incendiarias, agavillamiento e incitación a la desobediencia de las leyes", añadió el texto.

Para los 11 el lugar de reclusión serán las instalaciones del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en el oeste de la capital, Caracas.

Las autoridades indicaron que en otros 156 casos de estos dos campamentos la Fiscalía impuso "medidas cautelares" como la "presentación periódica" ante los tribunales de la nación suramericana.

En tanto, para otros 15 imputados se ordenó un "tratamiento médico especializado que permita su plena recuperación en cuanto al consumo de drogas".

Después de que las fuerzas del orden desmantelaran los campamentos, incautaron gran cantidad de armamento, drogas y dinero.

Desde hace varios días las autoridades venían desarrollando labores de inteligencia en esos campamentos luego de las denuncias recibidas de ciudadanos que habitaban en los alrededores de la zona.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.