• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 6 mayo 2014

El representante permanente del Vaticano en la Organización de Naciones Unidas (ONU), Silvano Tomasi, confirmó este lunes, durante su comparecencia por segundo día ante el Comité de ese órgano contra la tortura, que la Santa Sede en los últimos diez años ha investigado tres mil cuatrocientos veinte casos de sacerdotes que supuestamente habían abusado sexualmente de menores, de los cuales ochocientos ochenta y cuatro clérigos fueron destituidos y apartados de sus cargos.

Tomasi reiteró que aunque el Vaticano no tiene autoridad penal en casos de pederastia cometidos por el clero en terceros países, si tienen la capacidad para destituir a los sacerdotes que se les compruebe que han cometido el delito.

Ante sospechas de casos de abuso infantil, Tomasi explicó que el obispo local "tiene el deber de proteger a los niños de las acciones llevadas a cabo por los sacerdotes de su diócesis", por lo que se debe realizar un informe el cual se debe trasladar a la Congregación para la Doctrina de la Fe para que esta dirima al respecto.

"En caso de que el clérigo sea declarado culpable, la pena canónica más extrema es la separación del entorno clerical", mencionó Tomasi con respecto a la capacidad que tiene la Congregación de condenar a los sacerdote.

En otros otros dos mil quinientos setenta y dos casos de delitos, los sacerdotes fueron sancionados con diversas penas que el representante del Vaticano no preciso.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.