• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La Vicepresidenta de Asuntos Sociales del Parlamento Europeo, Inés Zuber, reclamó mayor sinceridad en el debate. (Foto: GUE/NGL)

    La Vicepresidenta de Asuntos Sociales del Parlamento Europeo, Inés Zuber, reclamó mayor sinceridad en el debate. (Foto: GUE/NGL)

Publicado 27 febrero 2014

Por iniciativa del grupo del Partido Popular Europeo (PPE) fue debatido la mañana de este jueves en el Parlamento Europeo la situación en Venezuela, ante un hemiciclo casi vacío, con la ausencia de más del 80 por ciento de los eurodiputados, y con una clara división de criterios.

Durante el debate, los diputados derechistas del Partido Popular Europeo atacaron al Presidente Nicolás Maduro, según ellos por haber ocasionado la muerte de 13 manifestantes de la oposición, silenciar a la prensa y mantener detenidos a estudiantes y políticos, además de acusarlo incluso de asesinar a su pueblo y producir un genocidio, exigiendo la intervención extranjera en Venezuela para asegurar un desenlace similar al de Ucrania.

Por su parte, la Vicepresidenta de Asuntos Sociales del Parlamento Europeo, Inés Zuber, reclamó mayor sinceridad en el debate puesto a que la violencia en Venezuela fue generada por sectores de la extrema derecha que atacaron por igual a grupos de manifestantes de la oposición y oficialismo, con el objeto de derrocar al Gobierno legítimo de Maduro, siguiendo el mismo guión del golpe de Estado del 11 de abril de 2002.

En una resolución conjunta los eurodiputados pidieron a todas las partes y en particular al Gobierno del presidente Nicolás Maduro a seguir la vía del diálogo pacífico para solucionar los problemas más trascendentes para el país.

Los eurodiputados llamaron a las autoridades venezolanas a desarmar y disolver inmediatamente los grupos armados y poner fin a su impunidad, según señala el texto. Los eurodiputados piden asimismo "una clarificación" sobre las muertes violentas acontecidas y que los responsables "paguen ante la justicia por sus acciones".

La resolución pide por otro lado el envío urgente de una misión europarlamentaria a Venezuela "para calibrar la situación en el país en el más breve plazo posible".

Por su parte, el embajador de Venezuela ante la Unión Europea (UE), Antonio García, rechazó las pretensiones injerencias de la derecha europea y reiteró que "lo que está ocurriendo es un golpe de Estado en desarrollo en fase de violencia que ha desatado los grupos fascistas de extrema derecha aprovechando las manifestaciones de estudiantes y simpatizantes de la oposición", dijo García.

El embajador pidió a los diputados europeos "sensibilidad" y que "no alienten a la violencia en Venezuela y a los grupos de extrema derecha que quieren derrocar a un gobierno democráticamente electo".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.