• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Las barricadas que tenían instaladas en las afueras de Kiev también fueron eliminadas. (Foto: EFE)

    Las barricadas que tenían instaladas en las afueras de Kiev también fueron eliminadas. (Foto: EFE)

Publicado 16 febrero 2014

Los manifestantes de la oposición ucraniana desalojaron este domingo el ayuntamiento y otros cuatro edificios administrativos de Kiev (capital), los cuales habían sido ocupados desde el mes de diciembre.

Posteriormente, la Fiscalía de Ucrania anunció la ley de amnistía, la cual según un comunicado, entrará en vigor el 17 de febrero de 2014 y estipula que los cargos contra las personas que han cometido delitos entre el 27 de diciembre y el 2 de febrero serán abandonados.

La medida fue anunciada luego que la oposición abandonara el ayuntamiento de Kiev y otros edificios públicos, lo cual era una condición previa para la aplicación de esa decisión.

Los líderes de los partidos opositores afirmaron en declaraciones a la prensa local que ese paso era un gesto de buena voluntad tras la liberación de todos los detenidos en los enfrentamientos violentos contra las autoridades.

El diputado del partido opositor Batkovschina, Arsen Avakov, precisó que las fuerzas opositoras despejaron, además, cuatro edificaciones administrativas regionales de Kiev.

“Es nuestra respuesta en correspondencia con la ley de amnistía aprobada por el Gobierno”, dijo. Explicó además que retiraron también las barricadas de la calle Grushevskogo (en el centro) para que pueda circular el transporte, dijo a la televisión local.

El pasado 30 de enero, los diputados ucranianos aprobaron la norma que establece que los manifestantes debían abandonar los edificios administrativos en Kiev y las regiones en los próximos 15 días.

El Parlamento respaldó la norma con 232 votos, seis más que el mínimo necesario y la ley incluye exonerar de responsabilidad judicial a los participantes en las manifestaciones, salvo aquellas personas que hayan incurrido en delitos graves.

Los miembros de oposición ucraniana habían anunciado este sábado su disposición de desalojar los edificios de Kiev (capital) que mantienen ocupados desde el mes de diciembre, con la condición de que el Gobierno levante todos los cargos contra miembros de las manifestaciones.

Estos manifestantes están acusados de delitos pasibles de penas de hasta 15 años de cárcel, cuya anmistía está en discusión para desalojar los edificios. El plazo de las autoridades para que los opositores se vayan del ayuntamiento expira el lunes.

El presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, abogó por conseguir una solución pacífica al conflicto que afecta al país desde finales del año pasado. “No quiero que se tomen decisiones radicales. Quiero conservar el Estado y reanudar el desarrollo estable”, expresó.

Presionado por las amenazas de sanciones de Estados Unidos (EE.UU.) y de la Unión Europea (UE),Yanukóvich insistió en resolver pacíficamente el conflicto iniciado en Kiev (capital) a fines de noviembre de 2013, que tras su reinicio en enero se extendió con más violencia a todo el país.

Ucrania atraviesa una crisis política luego de que el gobierno, presidido por Víktor Yanukovich, rechazara firmar el acuerdo de asociación con la Unión Europea.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.