• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 14 mayo 2014

Cerca de 800 manifestantes fueron dispersados este miércoles en Ankara por la Policía de Turquía con bombas lacrimógenas y mangueras de agua cuando se dirigían al ministerio de Energía para protestar por la muerte de 232 mineros en un accidente en una mina de carbón al oeste del país.

Los manifestantes consideran que el Gobierno del primer ministro Recep Tayyip Erdogan es el responsable del accidente minero, y pretendían marchar desde un campus universitario en Ankara hacia el ministerio de Energía.

Sin embargo, la policía interceptó y reprimió a los estudiantes con lacrimógenas y mangueras de agua antes de que llegaran a su destino y estos respondieron lanzando piedras a los efectivos.

Sumado a esto, varios sindicatos turcos convocaron una huelga general para este jueves en protesta por el accidente en una mina y por la falta de medidas de seguridad y la explotación laboral.

"Los dos sindicatos DISK y KESK, la Unión Turca de Médicos (TTB) y la Unión de Colegios de Arquitectos e Ingenieros (TMMOB) hemos decidido ir a la huelga, pero creemos que otros sindicatos se unirán y habrá protestas en casi todas las ciudades del país", declaró a la prensa el secretario general del KESK, Ismail Tombul.

Este martes se produjo la explosión dentro de la mina de carbón ubicada en la localidad occidental de Manisa, a unos 200 metros de profundidad y aproximadamente dos kilómetros de la entrada.

Al momento de la explosión había 787 mineros dentro de la mina y aunque muchos de ellos lograron salir de la excavación, se estima que uno 232 trabajadores fallecieron. Todavía queda más de un centenar de personas atrapadas en el pozo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.