• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Publicado 7 noviembre 2014





Tres capturados de la banda criminal Guerreros Unidos confesaron el asesinato de los 43 normalistas, versión que está siendo investigada.

El Procurador General de República (PGR) de México, Jesús Murillo Karam, informó este viernes sobre la detención de tres integrantes de la banda criminal Guerreros Unidos, quienes dicen haber asesinado a los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre. (Lea la cronología de Ayotzinapa)

Según la declaración de los detenidos, los autores materiales llevaron los cuerpos de los estudiantes al basurero de Cocula donde los quemaron, informó Murillo.

"Quemaron no solo los cuerpos con ropa sino que quemaron la ropa de quienes participaron pos instrucciones, hubo todo un intento de borrar cuanta pista había", señaló con respecto a los cuerpos calcinados en el basurero de Cocula.

Durante la comparecencia del procurador, se presentó un video con la declaración de los detenidos, que fueron capturados hace 8 días aproximadamente. “La lumbre duró aproximadamente seis o siete horas, les rociamos gasolina  y juntamos los pedacitos de hueso”, explicó uno de los autores materiales.

A la fecha hay 74 detenidos y se están por cumplimentar 10 ordenes de aprehensión más, informó Murillo al tiempo que aclaró que no hay indicios de que los estudiantes desaparecidos estuvieran protegiendo a grupos criminales o fueran parte de ellos.

Los 43 estudiantes siguen siendo considerados desaparecidos al no haberse encontrado sus cuerpos, aclaró el procurador, quien  aceptó que es un caso típico de desaparición forzada.

Además detalló que dos personas dieron las órdenes para el asesinato: "Una es del presidente municipal, no es una orden de matar sino un orden clara de actuar". Mientras que el otro es el jefe de Guerreros Unidos, quien "dio su aval para que no invadan su territorio".

“Reitero la investigación queda abierta hasta agotar todas la posibilidades que permitan localizar los cuerpos calcinados y los lanzados al río San Juan”, dijo Murillo.

Señaló que aparte de las declaraciones de los detenidos las pruebas que tienen es que los "restos humanos en la barranca y los encontrados en el río tienen las mismas características, el lugar con precisión, las horas, los testigos del basurero que vieron cerrado el lugar". El procurador dijo además que la investigación no se será clausurada hasta tanto no confirmen todos los indicios.

De los 74 detenidos, solo dos han confesado haber participado en el asesinato de los normalistas y el resto, ha confesado su participación en el secuestro. “Testigos del homicidio solo tres, dos de los detenidos vieron los hechos, los otros confesaron su participación”, confirmó Murillo.

En cuanto a la tardanza de la investigación, señaló que perdieron "mucho tiempo los primeros días porque teníamos una investigación que se nos había enviado de Guerrero donde se nos decía que los estudiantes se encontraban en las fosas y por eso nos enfocamos en las fosas, cuando los peritos determinaron que no eran los estudiantes empezamos a abrir otras líneas de investigación".

Te invitamos a leer la cronología del Caso Iguala aquí.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.