• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Assange dijo este miércoles que sostuvo contacto con el equipo legal de Snowden para conseguirle asilo político en Islandia. (Foto: Archivo)

Assange dijo este miércoles que sostuvo contacto con el equipo legal de Snowden para conseguirle asilo político en Islandia. (Foto: Archivo)

Publicado 24 febrero 2014

Las inadecuadas prácticas extractivas de empresas mineras asentadas al otro lado del cerro Lomo de Corvina en el distrito de Villa El Salvador, en Perú, ponen en peligro la vida de unos ocho mil habitantes que pudieran ver desplomadas sus viviendas, según explicaron especialistas en la materia.

De acuerdo al director de la Sociedad de Urbanistas del Perú, Erick Reyes, lo que provocarán los inmensos forados en la ladera del cerro Lomo de Corvina -del cual se extraen enormes cantidades de arena para la elaboración de ladrillos y otros productos de construcción- es que se genere una fractura en el inmenso montículo de arena.

“Entonces comenzará a haber derrumbes que afectarán a la población que está asentada al otro lado (...) yo no sé si la municipalidad (de Villa El Salvador) tiene una evaluación de esa zona”, comentó Reyes.

En realidad, el municipio de este distrito, al sur de Lima, sí tiene conocimiento de esta amenaza desde julio del año pasado, al presentarse el informe N° 053-2013-SGDC-GDE/MVES de la Subgerencia de Defensa Civil que declara a la zona baja y media del cerro como área de alto riesgo por la actividad minera allí presente.

Por su parte el subgerente de Defensa Civil de la Municipalidad de Villa El Salvador, Jorge Pérez, narró cómo las compañías mineras Luren S.A. y San Martín Contratistas Generales S.A., ubicadas en la Antigua Panamericana Sur, incurren en técnicas inadecuadas de extracción, pese a ser empresas formales.

“Realizan un trabajo antitécnico porque deberían ejecutar, en el terreno, una excavación gradual: con pendiente, como una escalera. Sin embargo, lo han hecho de manera vertical y, a la hora de retirar arena, puede que parte del cerro colapse”.

Esto, sobre todo, podría hacer que la parte alta también se venga abajo, por el deslizamiento de arena. “Estimamos que el cerro Lomo de Corvina es habitado por más de 20 mil personas y en la cima habría unas 8 mil que serían principalmente afectadas en caso de un derrumbe”, alerta Pérez.

Precisamente, de esos 8 mil, una gran cantidad pertenece a los grupos 2 y 3. Al ser consultados, los vecinos de esa zona se sorprendieron al saber de la amenaza que existe debajo de sus pies, aunque señalaron que, de vez en cuando, perciben temblores por supuestas explosiones de la actividad minera.

La evacuación de los pobladores se perfila como la única solución lógica debido a que no se pode reforzar la ladera por la naturaleza misma del cerro, según los especialistas. Sin embargo, el subgerente de Defensa Civil advierte que muchos de ellos se rehúsan a abandonar sus casas que ahora son de material noble y en algunos casos hasta de dos pisos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.