• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El sistema metrobús de Caracas ha sido víctima de múltiples ataques terroristas por sectores de la oposición (Foto:AVN)

    El sistema metrobús de Caracas ha sido víctima de múltiples ataques terroristas por sectores de la oposición (Foto:AVN)

Publicado 11 junio 2014

Voceros del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras del Metro de Caracas (Sitrameca) y de la Central Bolivariana de Trabajadores de la Ciudad, el Campo y la Pesca (CBST-CCP) denunciaron este miércoles en Ginebra, Suiza, los actos terroristas cometidos en Venezuela por parte de sectores de la oposición al Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

El grupo consignó un documento dirigido a Ben Emmerson, relator sobre la promoción y protección de derechos humanos en la lucha contra el terrorismo y Maina Kiai, relator especial sobre derecho a la libertad de reunión y asociación pacífica,  ambos acreditados por el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Los representantes indicaron que el documento contiene una denuncia con detalles audiovisuales de los múltiples ataques a los trabajadores del metro de Caracas, capital de Venezuela, así como otras dependencias del Estado venezolano tales como: Corpoelec (electricidad); Pdvsa (petróleo); Cantv (telefonía), el ministerio de Vivienda y Hábitat, así como a funcionarios de los diferentes cuerpos de seguridad como la Policía y la Guardia Nacional Bolivariana.

Edison Alvarado, presidente de Sitrameca, afirmó que se encuentra en Ginebra para defender los derechos humanos de los trabajadores del metro de Caracas, que han sido objeto de ataques en el ejercicio de sus labores. Hasta el momento, agregó, las agresiones han dejado un total de 42 trabajadores lesionados, algunos de gravedad, como el caso del operador de metrobús, Jhonatan Jiménez quien sufrió quemaduras de primer y segundo grado en ambos brazos y piernas.

De su parte, Wills Ragel, presidente de la CBST-CCP,  pidió a los relatores de la ONU pronunciarse luego de analizar la gravedad de la violencia ejercida por los grupos de opositores, focalizados en sectores de clase media alta.

Alvarado indicó que en el marco de la 103 Conferencia de la Organización Internacional del trabajo (OIT), han recibido el apoyo de la mayoría de los delegados de los 185 países que forman parte del organismo.

Las "guarimbas" (protestas violentas) cobraron mayor fuerza a mediados de febrero y suponen el cierre de calles, ataques a peatones y al patrimonio público y la quema de basura. Para ello usan armamento y objetos contundentes. Su objetivo es desestabilizar a la nación y derrocar al dignatario democráticamente electo, Nicolás Maduro.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.