• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
  • Marcha del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Foto: Archivo)

    Marcha del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Foto: Archivo)

  • El paro se haría efectivo este 1 de abril, a 32 días de las elecciones generales (Foto: Archivo)

    El paro se haría efectivo este 1 de abril, a 32 días de las elecciones generales (Foto: Archivo)

Publicado 28 marzo 2014



Alrededor de cien mil trabajadores del sector construcción está dispuestos a efectuar una huelga general en Panamá el próximo primero de abril, si el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) y la Cámara del ramo insisten en negarse a satisfacer sus demandas laborales y firmar un nuevo convenio colectivo.

El Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) ratificó su disposición de realizar un paro nacional de 24 horas, tan solo 32 días antes de la celebración de los comicios generales del 4 de mayo, de donde saldrán electos el nuevo presidente, los alcaldes y diputados del país.

En ese sentido, el secretario general del Suntracs, Saúl Méndez, afirmó que todos los afiliados al sindicato más poderoso del país están convocados para la huelga general.

Además, Méndez explicó que los trabajadores del sector han llegado a la conclusión que “la batalla de los obreros es contra los funcionaros” del Mitradel y de la Cámara de la Construcción, desde donde niegan a los trabajadores sus derechos.

El anuncio de Méndez se da un día después de que los trabajadores se levantaran de la mesa de negociación que mantenían con la Cámara de la Construcción para firmar la nueva convención colectiva que regiría hasta el año 2017.

Ante la falta de acuerdo, el dirigente sindical adelantó que a partir de este viernes comenzarán a movilizarse los obreros en todo el país, así como también presentarán una querella penal contra el director general de Trabajo por “abuso de autoridad y extralimitación de funciones”.

El Ministerio reaccionó con una declaración oficial en la que rechaza esas acusaciones y señala que la institución no estanca las negociaciones porque no está dentro del conflicto y su papel es únicamente de mediador.

Por su parte, directores de la Cámara han señalado que el gremio está dispuesto a incrementar el salario a los trabajadores, pero no a los niveles que estos aspiran.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.