• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El científico e inventor americano Thomas Alva Edison fue uno de los que más contribuyó a cambiar la vida del hombre moderno con sus artefactos.

El científico e inventor americano Thomas Alva Edison fue uno de los que más contribuyó a cambiar la vida del hombre moderno con sus artefactos. | Foto: Archivo

Publicado 31 agosto 2016

El kinestoscopio de Thomas Edison fue el primer aparato en el que se podía ver imágenes en movimiento y solo un espectador por vez podía vivir la experiencia, no en forma colectiva como el cine actual.

El estadounidense Thomas Alva Edison fue uno de los inventores que más contribuyó a modificar la vida del hombre moderno en sus costumbres y en sus hábitos. A este gran inventor se le conoce, entre otras cosas, como el creador del primer aparato que permitía ver imágenes en movimiento: el kinetoscopio. El 31 de agosto de 1897, hace 119 años, Edison patentaba este invento que sustentaría las bases los futuros proyectores de cine.

A finales del siglo XIX ya existía la impresión de imágenes de la realidad en un soporte estable, es decir, la fotografía. También existía el movimiento de la imagen o la animación (producto de un fenómeno denominado la persistencia retiniana), las cuales se proyectaban en pantallas como espectáculos ópticos. De allí, al nacimiento del cine no hay muchos pasos que dar. Y mientras Edison, en Estados Unidos, patentaba el kinescopio; los hermanos Lumière, en Francia, inventaron el cinematógrafo.

>> El cine alemán se exhibe en la capital cubana

Edison no aposta por el cine colectivo. Lomography.

Desde 1889 Edison se interesó cada vez más por la cinematografía. Y en 1894 inventó y empezó a fabricar el kinetoscopio, un sistema que permitía ver imágenes en movimiento a 40.46 fotogramas por segundo pero de manera individual, solo una persona podía ver la imagen e movimiento a la vez, no creía en el negocio del visionado colectivo, al parecer.

Así se veía un kinescopio abierto. Lomography.

El kinetoscopio es considerado la primera máquina de cine y era ampliamente usado a principios de la década de 1890. Pronto se hizo popular en fiestas de carnavales y en atracciones. Las salas de kinetoscopio, que funcionaban con una moneda de cinco centavos, surgieron en Nueva York a finales de la década, y mostraba películas de unos veinte segundos: bailes, payasos, recreaciones de sucesos históricos, números de magia, musicales.

 Las salas de kinestocopio eran conocido como kinetoscope y eran muy populares. Este estaba en San Francisco en 1894. Lomography.

El beso es una de las primeras secuencias grabadas por Thomas Edison. Se trata de un fragmento de una escena de teatro. En ella, los actores John Rise y Mary Irving, reproducen ante la cámara un fugaz y casto beso de la obra de Broadway La viuda Jones.

>> Película venezolana se estrenará en Festival de Cine de Venecia

Aunque como cineasta, Edison hizo muy poco aporte artístico; este inventor fue uno de los primeros en entender el cine como una industria. El fue pionero en crear un estudio de cine: El Black Maria, una sala con techo que, al abrirse se permitía el paso de la luz solar y cuyo espacio podía girar para orientarse en función de los rayos solares.

El Black Maria o Kinetographic Theater en New Jersey. Brian Rees Film Talk.

Él también creo el kinetófono, antecesor del cine sonoro. Este aparato combina el kinetoscopio y el fonógrafo, otro de sus inventos.

>> Festival de cine en Uruguay dedicado a derechos de la mujer

Los padres del cine actual

El kinetoscopio se comercializó en Estados Unidos en 1894 con tal éxito que, ese mismo año, llega a Europa. Un año después, en Francia, los hermanos Louis (1864-1948) y August (1862-1954) Lumière, tras presentar en distintas sociedades científicas el cinematógrafo (un aparato que servía para grabar y proyectar imágenes); dieron un espectáculo pago el 28 de diciembre de 1895, en el Salón Indien del Gran Café de París, y presentaron La llegada del tren a la estación.

>> Inicia en Colombia la 6ª Semana del Cine

El cinematógrafo era una cámara y un sistema de proyección en pantalla de una película de 35 milímetros a unos 16 fotogramas por segundo, y el chasis podía tener 17 metros de película, unos 50 segundos. Los hermanos Lumière desarrollaron este aparato a partir del kinetoscopio, lo patentaron en febrero de 1895, y con él han pasado a la historia como los inventores del cine.

Sin embargo, no inventan nada: la película para grabar la investó había inventado George Eastman, la perforación de la película, Edison, la proyección como tal existía. El mérito de los Lumière está en saber combinar todos esos acontecimientos e inventar el mecanismo de arrastre de la película en un solo aparato, además de proyección más fiable y de mayor calidad que las alcanzadas hasta el momento.

En la primera proyección pública cobraron un franco. En total se presentaron doce películas, entre las que se encuentran La salida de los obreros de la fábrica, El desembarco de los congresistas en Lyon, El desayuno del bebé, El regador regado o los primeros “trucos” en el Derribo del muro.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.