• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El presidente de facto en Egipto, Adli Mansur, nombró como asesor político a ex primer ministro de Mubarack. (Foto: Reuters)

El presidente de facto en Egipto, Adli Mansur, nombró como asesor político a ex primer ministro de Mubarack. (Foto: Reuters)

Publicado 31 marzo 2014





En un libro titulado el Libro Blanco, que fue presentado el miércoles en Estocolmo, Suecia admite los abusos cometidos desde el año 1.900 en contra de los gitanos, en concreto romaníes y sintis, que fueron a parar a Suecia como desplazados por los programas de exterminio nazis.

En el texto el Gobierno conservador de Suecia admite que a lo largo de los últimos 100 años el Estado persiguió y esterilizó a los gitanos, les arrebató a sus niños y prohibió a esa minoría la entrada en el país.

El ministro de Integración, Erik Ullenhag, presentó el informe en Estocolmo, en el que se detallan los abusos cometidos sobre los gitanos desde el año 1900 y calificó esas décadas como “un periodo oscuro y vergonzoso de la historia sueca”, reseñó RT.

Desde principios del siglo XX los gitanos eran considerados en los documentos oficiales como “grupos indeseables para la sociedad” y como “una carga”, señaló el Libro Blanco.

Además en la segunda mitad del siglo XX el Estado prescribió a las mujeres gitanas la esterilización apelando al “interés de las políticas de población”.

Los datos del Libro Blanco muestran que organismos oficiales se hicieron con la custodia de niños gitanos que arrancaban a sus familias. Sophia Metelius, asesora política del ministro, explicó que esta era “una práctica sistemática”, especialmente en invierno.

Estocolmo admite que prohibió entrar a los gitanos en Suecia hasta 1964. El Libro Blanco detalla los ayuntamientos suecos que prohibieron asentarse de forma permanente a los gitanos y que se les impedía acceder a los servicios sociales. “La idea era hacerles la vida imposible para que se fueran del país”, resume Metelius.

Ullenhag explicó que el objetivo de este informe es tratar de mejorar la situación de los gitanos que se enfrentan cada día a una discriminación histórica.

En Suecia, un país de unos nueve millones y medio de habitantes, viven hoy más de 50 mil gitanos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.