• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Este miércoles la comunidad de Harlem presenció el desplome de dos edificios a causa de una explosión  generada por fuga de gas en uno de ellos (Foto:Archivo)

    Este miércoles la comunidad de Harlem presenció el desplome de dos edificios a causa de una explosión generada por fuga de gas en uno de ellos (Foto:Archivo)

Publicado 13 marzo 2014

Los afectados del barrio Harlem de Nueva York (noreste) fueron asistidos este jueves por la comunidad latina que acudió al lugar de refugio para llevar ropa, enceres necesarios y alimentos, a un día de la exposición que desplomó dos edificios de la localidad.

La puertorriqueña, Magda Velázquez Ruiz, también puso su granito de arena en la entrega de ayuda, a pesar de vivir en un refugio. Los vecinos desalojados recibieron además asistencia médica e integral por parte de voluntarios de la Cruz Roja y organizaciones sociales.

Asimismo el movimiento humanitario internacional, estableció centro de albergue donde al menos 44 adultos y 25 niños pasaron la noche, luego del terror que vivió la comunidad, en su mayoría latina, este miércoles.

Mientras, los afectados son atendidos, las labores de búsqueda continúan entre los escombros y los desalojados que comenzaron a llegar paulatinamente a sede del Ejército de Salvación en Harlem.

"La gente debe unirse en momentos como éste para ayudar a esa gente porque lo poco que uno da, Dios se lo recompensa. Yo no tengo los recursos que necesito pero vine a dar lo poco que tengo porque hay necesidad de ayudar", dijo Velásquez a su llegada al Ejército de Salvación.

Según los medios locales, los refugiados son casi la mitad de las familias de siete edificios cercanos a los dos derrumbados que fueron desalojados por las autoridades poco después de la tragedia, que dejó 7 muertos, 5 desaparecidos y unos 40 heridos.

De los siete cadáveres encontrados por los bomberos han sido identificados cinco, el último de ellos un músico de nacionalidad griega llamado Andreas Panagopoulos, que vivía en uno de los apartamentos de los dos edificios derrumbados.

La policía continúa manteniendo varias calles bloqueadas y han pedido a los vecinos que que se mantengan alejados. Por su parte, el alcalde de Nueva York solicitó a los vecinos mantener la calma y refugiarse mientras las autoridades realizan las investigaciones.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.