• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 11 febrero 2014

El mediador internacional Lajdar Brahimi afirmó este martes que la agenda en las conversaciones de paz en Siria, que se han "tornado difíciles", no puede ser impuesta por las Naciones Unidas (ONU) y la Liga Árabe y que sólo el Gobierno y la oposición deben llegar a un acuerdo pronto, para acabar con "la pesadilla" que viven los sirios desde hace casi tres años.

"Nosotros no podemos imponer la agenda en estas conversaciones. El Gobierno quiere detener las acciones terroristas para poder hablar de paz y la oposición busca una transición política sin la presencia de Bashar Al Assad (Presidente)", declaró Brahimi ante la prensa internacional.

Desde Ginebra, Suiza, el mediador enfatizó que a las partes en conflicto "no les puedo poner un arma en la cabeza (...) Sólo ellos saben cuándo ponerle fin a este conflicto y todo depende de las partes involucradas".

"Ellos deben llegar a un acuerdo pronto (...) La mayoría de los sirios están esperando por un acuerdo para acabar con esta pesadilla y con esta injusticia que se le ha estado imponiendo", señaló.

Las conversaciones de paz en Ginebra II "se han tornado difíciles ya que las partes mantienen sus posturas", sin embargo, "existen unas ganas de llegar a un acuerdo y los diálogos no se deben realizar sólo en Ginebra sino en Siria también", destacó Brahimi.

Las delegaciones del Gobierno de Damasco y de la oposición siria iniciaron este martes una serie de reuniones simultáneas, en el marco de las negociaciones de paz que se desarrollan actualmente en la ciudad suiza de Ginebra, con la mediación del argelino Lajdar Brahimi.

Ginebra II genera mucha expectativa en la comunidad internacional. Países como Irán advierten que “no habrá progreso” en las negociaciones hasta que Occidente establezca una unidad de criterio sobre el conflicto.

teleSUR te invita a ver el Especial Multimedia: Siria, Tres años en Crisis


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.