• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Las acciones de calle fueron convocadas por la Confederación General de Trabajadores de Portugal (CGTP), para buscar la posible solución a la crisis económica que vive el país. (Foto: Archivo).

    Las acciones de calle fueron convocadas por la Confederación General de Trabajadores de Portugal (CGTP), para buscar la posible solución a la crisis económica que vive el país. (Foto: Archivo).

Publicado 27 febrero 2014

Miles de portugueses mantienen las manifestaciones en Lisboa (capital) y Leiria (centro) contra la política de austeridad que tiene lugar en la nación lusa promovida por el primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho.

El masivo grupo de manifestantes ratificó su compromiso de lucha contra las medidas de rigor presupuestarias aplicadas en el país bajo la tutela de la Unión Europea (EU) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los medios locales precisaron que en las calles de la capital portuguesa se concentraron cerca de dos mil ciudadanos que caminaron hasta la residencia de Passos Coelho gritando consignas como “dimisión” y “no más abusos”.

La convocatoria fue efectuada por la Confederación General de Trabajadores de Portugal (CGTP), organización conocida por emprender su lucha contra las medidas económicas que afectan la estabilidad de millones de personas en la nación lusa.

A principios de febrero del 2014, la CGTP aseguró que las medidas de austeridad aplicadas por el Gobierno de Portugal han empobrecido a la población de ese país de manera alarmante.

De acuerdo a cifras oficiales, al menos 600 mil trabajadores en Portugal reciben salario mínimo en sus empleos por lo que entre las solicitudes de la CGTP se fija  un incremento de al menos 20 dólares. En torno a las peticiones de la confederación sindical, el primer ministro, Pedro Passos Coelho, aseguró que podría darse en función de los avances económicos del país.

El pasado 19 de octubre, miles de portugueses marcharon en protesta por las políticas de austeridad anunciadas para 2014.

Esta acción conformó la primera gran movilización tras el anuncio el martes de nuevas medidas de austeridad previstas en el proyecto de presupuesto para 2014 que afectará al poder adquisitivo de los funcionarios y de los jubilados.

Entre las medidas más polémicas están las reducciones de los salarios de los funcionarios entre un 2,5 por ciento y un 12 por ciento, así como los recortes de casi el 10 por ciento en las jubilaciones de los extrabajadores del sector público.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.