• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Barack Obama entrega medalla de la Libertad a Shimon Peres, en 2012.

Barack Obama entrega medalla de la Libertad a Shimon Peres, en 2012. | Foto: Reuters

Publicado 27 septiembre 2016

Como expresión de las relaciones de Israel con la Casa Blanca, el fallecido expresidente israelí, Shimon Peres, mantuvo estrechos vínculos con el gobierno de EE.UU.

El expresidente de Israel, Shimon Peres, murió este martes en Tel Aviv a la edad de 93 años, como consecuencia de un accidente cerebrovascular, que sufrió hace dos semanas. 

Peres es el último de la generación de políticos israelíes que estuvo presente en el nacimiento de Israel en 1948. Ocupó en dos ocasiones el cargo de primer ministro del país y en una, el de presidente.

Luego del acuerdo de paz de Oslo recibió el premio Nobel de la Paz en 1994, junto al ex primer ministro israelí Yitzhak Rabin y el ex presidente palestino Yasser Arafat, ambos fallecidos.

>>Muere expresidente Shimon Peres de Israel a los 93 años

Aun cuando fue distinguido con ese galardón, no dejó de ser un fiel aliado del gobierno de Estados Unidos (EE.UU.), país promotor de la guerra en diversas rincones de este planeta y con el que Tel Aviv impulsa la carrera armamentista.

Revisamos declaraciones y acciones en la trayectoria política de Shimon Peres.

"Cordiales lazos" con EE.UU.

El 10 de agosto de 2011, un reporte de la agencia de noticias EFE se hizo eco de las palabras de Shimón Peres en un encuentro de trabajo con 26 congresistas demócratas estadounidenses en su residencia de Jerusalén, donde aseguró que EE.UU. es “el único país que presta seriamente atención a los problemas del resto del mundo”.

“Siempre han sido tan generosos y amistosos con nuestro pueblo y nuestra nación (…) Nunca olvidamos su apoyo bipartidista (republicano-demócrata) de Israel, que es una expresión del pueblo de EE.UU.”, aseveró Peres en ese intercambio.

>>Clinton sostiene que EE.UU. necesita a Israel "fuerte y seguro"

Como expresión de las relaciones de Israel con la Casa Blanca, llegó a definir a EE.UU. como un país que a lo largo de su historia “nunca ha ocupado, sino que siempre ha contribuido”.

En un acto con motivo del 235 aniversario de la independencia de EE.UU., proclamó que “América (Estados Unidos) es la gran nación que siempre ha sido sensible al desesperado, al empobrecido y ha hecho el mundo menos peligroso y más dispuesto a superar sus defectos”. 

Atacar a Irán con ayuda de Estados Unidos

Shimon Peres declaró en el 2001 que está "claro" que Israel no puede atacar a Irán sin la ayuda de Estados Unidos,y afirmó en aquel entonces estar "convencido" de que el presidente estadounidense, Barack Obama, cumpliría su promesa de impedir que Irán se dote de armas atómicas.

Expresó que Irán está creando “células terroristas visibles y ocultas” en países de Oriente Medio y de América Latina.

Israel considera, como el gobierno de EE.UU. que su existencia se ve amenazada en el caso de que Teherán disponga de la bomba atómica.

En sus críticas al gobierno de Irán, formuló declaraciones ante representantes de la política estadounidense que rayaron la criminalidad. Cuando fue recibido por Barack Obama señaló que como judío no podía dejar de comparar a Irán con el régimen nazi.

Shimon Peres con el fallecido presidente de EE.UU. Ronald Reagan. (Foto: Bettmann Archive)

Protagonista de la operación Irán-Contra

Israel proveyó de armas y colaboró con la policía secreta del régimen del Sha en todas sus formas.

Luego de la Revolución Iraní (que derrocó al Sha) siguió aprovisionando a Irán de repuestos y armamentos, por un importe de 500 millones de dólares al año. En ocasiones vendió armamento que los estadounidenses le habían prohibido vender.

Peres y su íntimo colaborador y periodista, Amiram Nir, fueron los principales protagonistas de la operación denominada Irán-Contra.

Con los beneficios de las ventas de armas a Irán, el gobierno de EE.UU. subvencionó la formación de los contras en Nicaragua.

En contexto

Shimon Peres nació en Polonia en 1923.

A lo 11 años emigró con sus padres a Palestina (aún bajo mandato británico). Allí estudió en una escuela agrícola y participó en la fundación de un kibbutz; sus convicciones sionistas lo llevaron a integrarse muy joven en el Partido Laborista (Mapei), hacia 1946.

Fue miembro de la Hagana, organización armada clandestina que luchó por la formación de un Estado judío en territorio palestino, objetivo que se hizo realidad con la independencia de Israel en 1948.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.