• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Militares colombianos podrían estar interceptado ilegalmente las comunicaciones de delegación de Gobierno en los Diálogos de Paz. (Foto: elespectador.com)

    Militares colombianos podrían estar interceptado ilegalmente las comunicaciones de delegación de Gobierno en los Diálogos de Paz. (Foto: elespectador.com)

Publicado 4 febrero 2014

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ordenó este martes abrir una investigación "a fondo" sobre un presunto de espionaje militar contra los negociadores del Gobierno en los Diálogos de Paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que ha generado escándalo a nivel nacional.

Santos, que calificó el hecho como "totalmente inaceptable", atribuyó este presunto espionaje a "fuerzas oscuras que están tratando de sabotear" el proceso de paz.

"Estas fuerzas oscuras que están tratando de sabotear procesos como el proceso de paz, ¿Tienen contactos internos?, ¿Qué buscan? Eso es lo que quiero que se investigue a fondo", dijo Santos después de reunirse con el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

"No es aceptable bajo ningún punto de vista es que la inteligencia se haga contra ciudadanos legítimos, comunes y corrientes, contra los opositores políticos y mucho menos contra los funcionarios del propio Estado", añadió.

Según una investigación de la revista Semana, publicada en la noche de este lunes, los militares colombianos habrían estado interceptado ilegalmente las comunicaciones de varias personalidades, entre las que se destacan los principales delegados gubernamentales en el proceso de paz con las FARC.

Tras esta publicación, un dirigente del grupo insurgente señaló que ya se conocía que "hay espionaje, eso es de Perogrullo. La noticia es que un sector de la inteligencia militar estaba espiando a la Presidencia de la República".

"Ese sector (del Ejército) está vinculado al Uribismo", indicó el dirigente de las FARC, en alusión al sector del expresidente derechista Alvaro Uribe (2002-2010), un crítico del proceso de paz.

El caso de las escuchas ilegales no es nuevo en Colombia. La administración de Uribe fue sacudida por el escándalo del seguimiento a periodistas, políticos, magistrados de las cortes y personalidades públicas que se oponían a su gestión, conocido como las "chuzadas" del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), el ahora desaparecido servicio de inteligencia de la presidencia.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.