• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 7 abril 2014

Ruanda inicia este lunes la conmemoración del vigésimo aniversario del genocidio que dejó cerca de 800 mil víctimas en su mayoría de la minoría tutsi, marcada por las tensiones con Francia y la decisión de excluir a su embajador de las ceremonias.

Inicialmente París anuló su participación, después de que el presidente ruandés, Paul Kagame, acusara de nuevo a Francia y a Bélgica de haber tenido un "papel directo en la preparación del genocidio" y de haber "participado en su ejecución".

En 1994 Francia era aliado del régimen extremista hutu que desencadenó el genocidio y su papel sigue siendo objeto de controversias, reseñaron agencias internacionales.

Pero finalmente el gobierno francés anunció que el país estaría representado en las conmemoraciones por su embajador en Kigali, Michel Flesh. Sin embargo, el diplomático anunció el lunes que las autoridades ruandesas le habían retirado la acreditación.

"Es imposible para nuestros dos países avanzar (...) sin tener en cuenta la verdad histórica del genocidio", dijo el domingo la ministra ruandesa de Relaciones Exteriores, Louise Mushikiwabo.

El cronograma

El presidente ruandés, Paul Kagame, comenzará la jornada con el encendido, con una antorcha que ha recorrido Ruanda durante tres meses, de una llama de duelo que arderá durante 100 días en el memorial de Gisozi, en Kigali.

Luego, Kagame lanzará en el estadio Amahoro ("paz") de Kigali 100 días de luto nacional, para recordar los 100 días de masacres entre abril y julio de 1994, en presencia de los representantes de numerosos países y organizaciones, incluyendo a Ban Ki-moon, el secretario general de las Naciones Unidas.

El genocidio en Ruanda sigue siendo una mancha negra en la historia de la ONU, que fue incapaz de impedir las masacres, a pesar de los dos mil 500 Cascos Azules desplegados en el país.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.